Infraestructura adaptada al cambio climático en Colombia

0
Imagen: Pixabay
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El cambio climático ha motivado el desarrollo de proyectos de infraestructura más resilientes y sostenibles en su construcción.

En ese sentido, Colombia ha dado pasos importantes para la construcción de infraestructura sostenible y adaptada a los diferentes fenómenos climáticos.

Un ejemplo de ello son los proyectos contratados por el Fondo Adaptación, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda, que integran características necesarias para prevenir y resistir desastres.

El fortalecimiento del jarillón de Cali

-Publicidad-

El desbordamiento del río Cauca es una de las grandes amenazas en Cali. Si se presentara una inundación, cerca de 900.000 personas resultarían afectadas.

Cali ha trabajado para fortalecer el jarillón que protege el oriente de la ciudad y para reubicar a las 8.777 familias que habitan a su alrededor.

La obra cuenta con un sistema de reducción de presión del agua para reducir el efecto de un posible sismo, que provocaría el hundimiento del jarillón donde hay depósitos de arena. Además, se fortaleció su sistema de drenaje y se duplicó la capacidad para evacuar las aguas lluvias.

Viviendas más seguras

Más de 120.000 colombianos fueron beneficiados con la entrega de cerca
de 27.000 viviendas construidas en territorios libres de inundaciones, socavación o deslizamientos.

Estas obras adaptadas al cambio climático fueron entregadas en 840 municipios de 28 departamentos del país y fueron construidas a partir de un estudio previo de riesgo de inundación a 100 años.

Una de las regiones beneficiadas es Chocó. En la cabecera municipal de Riosucio el Estado adelanta la construcción de un proyecto de 157 viviendas unifamiliares. Estas casas están hechas con madera certificada, sobre doce zapatas en concreto.

Plan de intervención en La Mojana

Esta región cuenta con características hidrológicas especiales, ya que reúne las afluencias de los tres ríos más importantes de Colombia: el Cauca, el Magdalena y el San Jorge.

Para esta zona se diseñó un proyecto de intervención integral que busca mitigar el riesgo de inundaciones y proteger los centros poblados y las obras de infraestructura.

Este proyecto integró en su primera fase un estudio de la región para comprender sus actividades hídricas y detectar las principales zonas amenazadas por inundación. Con este análisis se busca determinar las pautas para comenzar las obras de protección en los municipios.

Calidad en infraestructura educativa

Alrededor de 30.000 estudiantes podrán mejorar su proceso de aprendizaje en colegios que fueron construidos con base en estudios previos de riesgo.

El proyecto consta de 1.150 aulas, laboratorios y zonas deportivas, cuya infraestructura fue adaptada al cambio climático para prevenir posibles deterioros y garantizar la seguridad de los alumnos.

Las obras, que cubren zonas que van desde La Guajira hasta Nariño, también tienen como objetivo la reconstrucción y dotación de 266 sedes educativas, en 17 departamentos del país.

Este proyecto en las zonas apartadas del país corresponden al 80% de la intervención del Fondo Adaptación.

Protección contra inundaciones

Evitar que las comunidades que habitan alrededor del Canal del Dique se vean afectadas por las inundaciones es uno de los objetivos del proyecto del Fondo Adaptación y el Gobierno en la costa Caribe.

El pasado mes de junio, se anunció la protección del municipio de Santa Lucía (Atlántico) contra inundaciones, con 1.500 metros de colchacreto a orillas del Canal del Dique.

Adicionalmente, fueron construidos 34 kilómetros de terraplén desde Calamar, (municipio de Bolívar), hasta Villa Rosa, (corregimiento de Repelón en Atlántico).

La obra tiene ocho metros de profundidad y 40 metros de longitud.

El nuevo pueblo de Gramalote, Santander

El Banco Mundial destacó al municipio de Gramalote, de Norte de Santander, por ser un ejemplo de reasentamiento en Suramérica. Este pueblo, consumido por las intensas lluvias en 2010, fue reconstruido desde cero, a partir de la selección de un lote con análisis de riesgo y de casas bioclimáticas con diseños que reviven las tradiciones de los gramaloteros. Su plaza principal cuenta con molinos de viento capaces de captar el agua subterránea para su reutilización.

Este municipio está conformado por 1.007 casas, distribuidas en 16 barrios y diferentes puntos comerciales que le apuntan a la reactivación  de la economía.

Vea también:

Colombia, ¿preparada para el cambio climático?

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-