Tierras raras en un mundo raro

0
Imagen: Flickr.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El mundo moderno está lleno de dispositivos que hace unas décadas eran considerados como rarezas. Televisores de pantalla plana, microondas, pantallas táctiles, smartphones, turbinas eólicas, baterías y un largo etcétera forman parte de dicha categoría. Es claro que la humanidad ha recorrido un largo camino en los últimos cien años.

Lo que no todos saben es que detrás de muchos de esos dispositivos se ocultan las llamadas “tierras raras”, 17 elementos de la tabla periódica –15 lantánidos, itrio y escandio– con propiedades magnéticas y conductivas, que son indispensables para su funcionamiento. Dentro de los usos finales de estos se pueden encontrar imanes, catalizadores, vidrio, cerámica, aleaciones metálicas y baterías, entre otros.

Estos elementos, entonces, se encuentran inmersos en la producción de diversos renglones de la economía, entre los que se destacan la industria automotriz y la petroquímica. No obstante, si hay una actividad se asocia directamente con las tierras raras esa es la tecnológica.

-Publicidad-

Esto, no solo por su importancia en la fabricación de baterías de níquel –aunque ya vienen siendo desplazadas por las de litio–, sino en las pantallas planas, paneles de visualización, discos duros, y, por supuesto, dentro de los corazones de los dispositivos electrónicos. Por si aún no salta a la vista, es más que evidente que la sociedad moderna depende, en gran medida, de esos 17 elementos.

Este contenido es exclusivo para los suscriptores de La Nota Económica. Si usted es suscriptor, ingrese aquí para leer el estudio completo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-