Retos de los mercados financieros globales

0
Carlos Arcila, líder del Centro de Investigación en Mercados Financieros de la Universidad de los Andes y Chief Investment Officer de Sigma Advanced Capital Management
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los actuales acontecimientos políticos y económicos como, por ejemplo, el conflicto comercial entre China y Estados Unidos, la inflación en Argentina, Turquía y África, así como la tasa de cambio en los países emergentes, están generando grandes fluctuaciones en los mercados financieros globales.

Carlos Arcila, líder del Centro de Investigación en Mercados Financieros de la Universidad de los Andes y Chief Investment Officer de Sigma Advanced Capital Management, habló con La Nota Económica sobre los principales cambios que se avecinan para el sector financiero a nivel nacional y global.

El 2018 fue clave para el fortalecimiento del dólar frente al peso colombiano y las monedas de los emergentes. Desde su perspectiva, ¿qué cree qué pasará este año con la moneda estadounidense?

-Publicidad-

Leer y afinar la bola de cristal es una tarea difícil, pero sí se pueden analizar algunos escenarios. Por un lado, contamos con la normalización de política monetaria y alza de tasas de interés en Estados Unidos así como una consolidación de la política monetaria en los países desarrollados. Este escenario históricamente ha afectado a los países emergentes de manera negativa y es lo que varios analistas están previendo para el próximo año.

Sin embargo, es interesante analizar un punto de vista distinto. En primer lugar, la expectativa de crecimiento a nivel global ha disminuido Por otra parte, la deuda corporativa no-financiera en los Estados Unidos parece alcanzar niveles importantes, que históricamente se han convertido en una variable que anticipa una posible recesión. Estos niveles de deuda corporativa pueden significar un riesgo para la economía americana. En tercer lugar, el costo de capital de los Estados Unidos, debido a las tasas de interés, está subiendo a un nivel en el que puede desincentivar tanto el consumo como las inversiones, lo que puede ocasionar un menor crecimiento económico.

Finalmente, EE. UU., en 2019, continuará con una política fiscal expansiva, lo cual se traduce en una mayor emisión y pago de deuda. Esto podría tener un impacto significativo en la devaluación del dólar para el 2019 al tener que imprimir y poner en circulación más dólares en la economía americana. Si tomamos esos cuatro factores, el dólar podría devaluarse para el 2019, lo cual podría ser positivo para monedas que han sufrido una importante devaluación como es el caso colombiano. No me sorprendería ver en el primer semestre de 2019 un dólar en el rango de $ 2,900 y para el segundo semestre en niveles más bajos.

Estados Unidos ha venido subiendo sus tasas de interés, mientras que el Banco de Japón y el Banco Central Europeo han optado por mantenerlas. Los analistas prevén que a mediados de 2019 este último empezará a subirlas. ¿Qué impacto tendría en la economía mundial y en Colombia?

Cuando los países desarrollados normalizan su política monetaria, los inversionistas mueven su capital de países emergentes a países desarrollados porque las tasas de interés son atractivas.

Estados Unidos anticipó la subida de tasas de interés para contrarrestar un posible impacto inflacionario después del quantitative easing y dada la recuperación económica que el país ha tenido. Europa y Japón han estado un poco más retrasados en este proceso de normalización monetaria; sin embargo, va a depender del comportamiento de sus economías la posible subida de tasas, lo que se traduciría en mayores flujos a estos países.

Esto no sería positivo en países emergentes, dada una posible salida de capitales. Sin embargo, reitero mi posición de tener una visión alternativa donde el próximo año podría ser interesante y positivo para los mercados emergentes. Algunos países tienen actualmente valoraciones muy atractivas y no todos son similares. En conclusión, podría ser un año positivo para emergentes aunque hay que verlos y analizarlos con precaución.

Argentina, Turquía y Sudáfrica se han visto afectados por la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China. En su opinión, ¿por qué estos tres han sido los más vulnerables a diferencia de otros mercados emergentes? ¿Por qué Colombia no se ha contagiado?

Argentina y Turquía han sido las principales economías impactadas por los países desarrollados y cuatro de las principales causas son: el nivel de reservas internacionales comparado al nivel de deuda en moneda extranjera, la alta inflación, los bancos centrales, que no son totalmente independientes, y la inestabilidad política.

En cuanto a Colombia, es importante resaltar que cuenta con variables macroeconómicas más favorables. Por ejemplo, la división de las reservas internacionales con pagos de deuda externa es aproximadamente de 4; en México es de 3, en Chile de 2.7, en Argentina de 1.1 y en Turquía de 0.9. ¿Esto qué indica? que el país se encuentra en mejor posición para soportar su moneda y afrontar los riesgos que puede presentar un incremento en el dólar a las deudas externas que tiene el país.

Otro factor importante es la inflación, que actualmente en Colombia se encuentra dentro del rango objetivo definido por el Banco de la República (2 % – 4 %). Esta inflación se ha normalizado luego del impacto de devaluación y Fenómeno del Niño que se tuvo en 2015 y 2016. El nivel de inflación es un aspecto para destacar en Colombia si se compara con Argentina y Turquía donde la inflación está entre el 20 % y 25 %, respectivamente.

Por otra parte, Colombia cuenta con un banco central independiente que es confiable y permite que las políticas que se plantean se trasmitan de manera efectiva en la economía y generan credibilidad en inversores locales y externos.

Sin embargo, y a pesar de que el país está en unas condiciones un poco más favorables que otros emergentes, no es ajeno a los acontecimientos globales que suceden en estos mercados.

¿Qué riesgos enfrentará la economía colombiana en 2019 y qué precauciones debería tener para mitigar dichos riesgos?

Considero que externamente estamos expuestos a los riesgos de los países emergentes. Las tensiones entre China y Estados Unidos pueden ser una variable importante, ya que esta política de proteccionismo afecta a todos los emergentes, especialmente a los exportadores de commodities.

Por otra parte, están latentes las alertas por parte de las calificadoras de riesgo frente a nuestra calificación. A pesar de que no es un riesgo en este momento, sí se alerta y se exige una política fiscal responsable. En cuanto al tema interno es indispensable mantener una exposición moderada a la deuda externa y realizar un aumento de las reservas internacionales. Sin embargo, este aumento debe hacerse con precaución porque si se da rápidamente, puede tener un impacto negativo en la moneda local.

También es importante continuar con una política monetaria que impulse el crecimiento del país y controle las principales variables que son la inflación, el crecimiento, el desempleo y la deuda.

Hay que comenzar a impulsar una política fiscal responsable y realizar reformas estructurales que aseguren las finanzas y la competencia del país. ¿Qué quiere decir esto? Que debemos promover una reducción del déficit sobre el PIB del país y mantener un endeudamiento local y externo adecuado, medido con un porcentaje del PIB.

Adicionalmente, debemos aprovechar el dólar fuerte para reducir el déficit de cuenta corriente, incentivar la inversión extranjera, mediante políticas confiables, que tengan reglas de juego claras y aplicar mecanismos que reduzcan la volatilidad de la moneda local.

Finalmente, ¿cuáles son los desafíos que debe enfrentar el sector financiero en Colombia?

En primer lugar, va a ser importante cómo se desarrolla la misión de mercado de capitales donde hay desafíos importantes en términos de mayor liquidez, inclusión de nuevos agentes, costos y convergencia a la tecnología.

Respecto al tema regulatorio es importante analizar y facilitar el acceso al mercado de capitales a inversionistas y a empresas para que el proceso de listar acciones como deuda corporativa sea atractivo. Con la coyuntura actual de moneda, tasas de interés y energía será clave el desarrollo de los mercados derivados para que las compañías tengan herramientas y opciones de cobertura, lo cual me parece importante para un mayor desarrollo del mercado de opciones. Así mismo, es saludable hacer un seguimiento minucioso a la deuda gubernamental y corporativa para que no se acerque a niveles que puedan presentar un riesgo.

Por último, es clave la convergencia de la tecnología al sector financiero en áreas como: transformación digital, inteligencia artificial, big data, ciberseguridad y blockchain, entre otros aspectos que permitan menores costos, mayor competencia, eficiencia y accesibilidad a los inversionistas individuales e institucionales.

Esta entrevista hace parte de la edición “Proyecciones 2019-2022” de La Nota Económica

 

  • Las opiniones expresadas en esta entrevista son únicamente del autor y pueden diferir de las opiniones expresadas por otras Áreas de Sigma Advanced Capital Management o la Universidad de Los Andes. Estas opiniones son de información general y no deben ser consideradas como una recomendación de inversión.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-