Inflación cede, pero a menor ritmo

    lunes, 8 de mayo de 2017
    Por: Juan José Escobar Analista Económico

    La variación de los precios sigue retrocediendo y en abril se ubicó en 4,66 para los 12 meses. Esta es una buena noticia para el bolsillo de los colombianos y para el Banco de la República, que, tras un inflacionario 2016, vio minada su credibilidad al no poder mantener los precios dentro del rango meta propuesto (entre el 4% y el 2%).

    No obstante, el panorama no está del todo claro. Si bien la variación de los precios sigue a la baja, el avance de abril no fue lo suficientemente amplio como para que la cifra de los 12 meses tuviera un cambio significativo frente al mes de marzo, se pasó de 4,69% a 4,66%.

    Lo primero que hay que decir, es que la permanente moderación de la inflación se debe a un factor de normalización del clima en el territorio nacional. El fenómeno de El Niño quedó atrás y, con él, las presiones sobre los cultivos. Prueba de esto es que las variaciones acumuladasde los alimentos, tanto en los 12 meses, como en el año corrido, mostraron variaciones mucho más moderadas que hace un año, cuando el verano fue el gran villano.

    Ahora bien, no todo son buenas noticias. Algunos grupos de gasto presentan inflaciones que aún están muy por encima del rango meta del Banco de la República.  El caso más notorio en el mes de abril fue el de transporte, pues el incremento de las tarifas de este servicio público en Bogotá, constituyó el factor principal de lporqué de este comportamiento.  Así las cosas, es de esperar que este grupo de gasto continúe con variaciones superiores al promedio en los próximos meses. 

    Adicionalmente, la reforma tributaria también ha puesto freno a una mayor reducción de la inflación. Esto es evidente en el caso de lasc omunicaciones, la diversión y otros gastos, cuya inflación en los 12 meses sigue estando por encima del 7%. Y es que el aumento de la tarifa general del IVA -del 16% al 19%- , y el impuesto al consumo para los servicios de telefonía móvil, ya se ven.

    Este contra peso al comportamiento de los alimentos hace pensar que el segundo semestre será mucho más moderado por los precios. No obstante, aún falta ver el efecto pleno que tendrán los aumentos de tasa que llevó a cabo el Banco de la República el año pasado, por lo que este comportamiento puede continuar e incluso llevar a la inflación a ubicarse en eltecho del rango meta al cierre de este año.

    Sin embargo, si en los próximos meses la inflación deja de retroceder y se estanca, las decisiones de flexibilizar la política monetaria, que han llevado a bajar las tasas de referencia hasta el 6,5%, deberán replantearse. Así las cosas, las voces que hace poco clamaban por reducciones más agresivas de la tasa del Banco Central –que llegaron a plantear reducciones de, incluso, 100 puntos básicos (1 punto porcentual)–, tendrán que pensarlo dosveces.


    Comentarios

    Noticias Relacionadas

    PUBLICIDAD

    SÌGUENOS EN: