2018, año de la responsabilidad en el sector arrocero

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Es de público conocimiento que, en 2017, el área sembrada de arroz en Colombia fue de 595.374 hectáreas y generó una producción de 3.048.994 toneladas de paddy verde, en virtud de lo cual por segundo año consecutivo, el país fue autosuficiente en materia arrocera. Pero, además, los inventarios excedentarios fueron 5,2% mayores que los registrados a finales de 2016.

Tal situación de sobreproducción ocasionó, en 2017, una significativa disminución de los precios del arroz paddy verde, lo que se tradujo en pérdidas para los productores, impidiéndoles pagar sus deudas a la banca y a los agrocomercios. Esta crisis, que tuvo especial impacto en la zona de los Llanos, hizo recordar las dificultades vividas en los años 2004 y 2009, como consecuencia de circunstancias similares.

Por lo tanto y para que la historia no se repita en 2018, es fundamental que los productores actúen con responsabilidad en las siembras de arroz –especialmente en zonas de secano como Llanos Orientales y Bajo Cauca–, ya que estas han sido las de mayor crecimiento en los últimos años. Esto, gracias a que cuentan con una frontera agrícola en expansión, incluso cultivando en zonas marginales de baja productividad y difícil acceso, hecho que incrementa ostensiblemente los gastos de transporte y recolección.

-Publicidad-

Todo ello hace que tenga enorme importancia el llamado que el año anterior hizo el Consejo Nacional del Arroz, acerca de reducir las áreas de siembra para el primer semestre.

Al realizar un análisis de los inventarios a 31 de enero de los últimos 8 años, se aprecia que en los años de menores reservas, los precios en términos nominales han sido superiores comparados con los del 2018, cuando las existencias de arroz fueron las más altas. Así las cosas, de no acatar la solicitud, la crisis por la que atravesó el sector arrocero en el 2017 podría repetirse, y ser incluso más grave, si los inventarios no disminuyen significativamente.

Debemos ser conscientes de que la única alternativa en el corto plazo para recuperar los precios y superar la crisis, depende exclusivamente de la responsabilidad con la que los productores enfrenten las siembras en 2018.

No solo se hace necesario que el área a sembrar en el país en el primer semestre no supere las 340.000 hectáreas –para que al final del año se llegue a un inventario cercano a las 400.000 toneladas de arroz paddy seco–, sino que estas siembras se realicen en zonas de mejor productividad para recuperar los rendimientos. En otras palabras, es importante no cultivar en áreas marginales, por sus implicaciones ambientales, de productividad y costos de producción.

Por: Rafael Hernández Lozano
Gerente General de Fedearroz

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-