¿Cómo despedir a un colaborador correctamente?

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En tiempos de crisis es común que las empresas deban desvincular la mayor cantidad de colaboradores y esa tarea no es agradable para nadie; mucho menos para personas que nunca antes se han visto expuestas a esta situación. De hecho, en varios países de Latinoamérica  hace unos años se vivió un ciclo de bonanza que hoy está en declive y que ha aumentado las desvinculaciones.

Despedir a un colaborador es una de las tareas más complejas e ingratas en los cargos de liderazgo, ya que si se hace correctamente no habrá un reconocimiento por ello, pero si se realiza de forma errónea puede dañar la reputación del gerente y de la compañía, llevándola, incluso, a demandas legales. Así, la forma de despedir a un colaborador no solo es difícil sino crucial.

Se debe tener presente que el despido de un trabajador lo afectará a él y a todo el equipo que se queda en la compañía. Entonces la pregunta es ¿cuál es la mejor manera de despedir a alguien, considerando a la persona despedida, a los que se quedan y a las posibles nuevas contrataciones?

-Publicidad-

La desvinculación de un colaborador no es una acción puntual, es parte de un proceso que culmina con el despido. Por ello, para el ejecutivo no debe ser una sorpresa cuando llegue el momento. Se le debe informar que no está rindiendo, según lo esperado, y que sus superiores están preocupados. Para esto es necesario conversar la situación, proponerle puntos de mejora y los plazos para lograr los cambios requeridos, advirtiéndole que si la situación no mejora, se define su desvinculación. De modo que al pasar por todo este proceso el ejecutivo sabe que no está siendo bien evaluado y que puede ser desvinculado por ello.

En este sentido, las empresas deben invertir en la creación de un proceso estandarizado de desvinculaciones y en entrenar a las personas responsables de ello para afrontar de la mejor forma esta instancia.

Uno de los errores principales que se cometen en el proceso es no explicar de forma clara el motivo de la salida. Por eso, se debe entregar el mensaje correctamente, siendo empático. Sin duda, un buen feedback por parte de la empresa le permitirá al profesional entender el porqué de la desvinculación para poder trabajar sobre sus falencias.

En un proceso de salida hay que tener dos preocupaciones. La primera es que la persona que se va retome su carrera rápidamente y la segunda es que quien se queda pueda confiar en que está en una empresa justa. En este sentido, es recomendable que la compañía cuente con políticas de apoyo para quienes desvincula, como programas de outplacement especializados en darles la contención emocional y las claves para la reinserción laboral. Contar con este tipo de acciones de responsabilidad social impulsa la creación de una marca empleadora potente y comprometida con sus colaboradores.

Por: Pablo Arango
Country manager de DNA Outplacement

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-