El momento de Colombia

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Tras una primera mitad de año marcada por las citas electorales, Colombia afronta la última parte del 2018 con la tranquilidad que supone conocer cuáles son las reglas y quiénes forman parte del equipo arbitral encargado de moderar el juego en la próxima legislatura. Es el momento de ponerse manos a la obra y continuar trabajando en la construcción y consolidación de un país que vive una etapa histórica única y que, sin duda, marcará su devenir.

Una de las palancas en las que se puede apoyar ese desarrollo es el turismo. Al país le sobran atractivos para cautivar a un número creciente de turistas extranjeros. Su rica cultura, la belleza de sus pasajes, la alegría de sus gentes y su imponente belleza natural son algunos de los ingredientes que forman parte de su Sabrosura y que cada año seducen a miles de personas. Solo entre enero-julio de este año, aumentaron un 38,5%* versus el mismo periodo en 2017.

También es necesario hacer referencia a la industria de cruceros, que goza de una buena salud. Temporada a temporada, se registran récords en cuanto al número de pasajeros se refiere y el futuro es muy prometedor: se espera que 105 nuevos barcos comiencen a surcar las aguas entre 2018 y 2027.

-Publicidad-

En este sentido, el país tiene una gran oportunidad por delante que debe aprovechar. Es el momento de dar un impulso al sector en dos direcciones: por un lado, consolidando a Cartagena de Indias como puerto y, por otro, incrementado el número de colombianos que eligen disfrutar de sus vacaciones en alta mar. Comenzaré por esta última.

En el caso de nosotros, desde que llegamos a Bogotá hace ocho años, hemos trabajado intensamente por desarrollar el mercado local, ofreciéndoles un producto con carácter latino, único en el mercado, y que se ajusta perfectamente a sus gustos y preferencias. La fórmula ha gustado y el año pasado cosechamos unas cifras muy positivas, alcanzando los 40.000 pasajeros colombianos, es decir, el doble que el ejercicio anterior.

Mientras, si nos detenemos en el potencial de Cartagena de Indias como puerto base o puerto de escala, es justo destacar una baza que la ciudad tiene de forma intrínseca: es, por sí misma, un reclamo gracias a su belleza, encanto e historia; es una de esas ciudades que hablan con voz propia tanto dentro como fuera del país. Un ejemplo para ilustrar su potencial es analizar la trayectoria del volumen de pasajeros de cruceros que llegan a la Heroica: tras cerrar 2017 con un incremento del 13.6**%, entre los meses de enero y julio de 2018 se registró un nuevo aumento, casualmente cercano al 13%***.

Esta buena tendencia trae aparejada un mayor impacto económico para la ciudad: la industria es un catalizador económico gracias al impacto directo e indirecto que genera la llegada de un barco: excursiones, tasas portuarias, consumo en bares y restaurantes, etc. Este se ve aún más acentuado cuando los pasajeros embarcan en la ciudad.

Para poder continuar este camino y afianzar el papel de la industria en Cartagena, es absolutamente necesario que todos los agentes implicados sigamos trabajando de la mano, de forma seria y coherente, asumiendo responsabilidades y retos que impone el mercado. Solo así seremos capaces de aprovechar este gran momento.

*Fuente: Min Comercio, Industria y Turismo. Boletín mensual (Julio 2018).
** Fuente: Min Comercio, Industria y Turismo. Boletín mensual (Enero 2018).
*** Fuente: Min Comercio, Industria y Turismo. Boletín mensual (Julio 2018).

Por: Richard J. Vogel
Presidente & CEO de Pullmantur Cruceros

Las opiniones expuestas por los columnistas no representan la opinión ni el pensamiento de La Nota Económica.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-