Gobierno a la moda con emprendimiento corporativo

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por estos días de turbulencia política y social en el país, a causa de los paros, se opaca e invisibilizan las buenas acciones y pequeñas victorias de un gobierno al que se le creció el enano.

El lanzamiento de iniciativas como CEmprende, por parte de Innpulsa (autodenominado el ecosistema más grande de emprendimiento e innovación del país) ha pasado inadvertido, pues los gases del ESMAD, el salario mínimo y la reforma tributaria tienen mayor prelación en los micrófonos de Julito que el hecho de estar construyendo, finalmente, de forma seria y estructurada, un sistema articulado de co-creación de valor por parte de emprendedores, grandes empresarios, universidades, Estado y sociedad.

¿Serán acaso los esfuerzos de los entes gubernamentales y las entidades de fomento del ecosistema de innovación y emprendimiento del país finalmente la opción que el empresariado y el ecosistema en general, habíamos estado esperando por décadas? En mi opinión, creería que sí o, por lo menos, parcialmente; es decir, creo que va por buen camino la cosa y tiene un alto potencial de ser lo que el ecosistema, la sociedad y la economía de este país necesita para competir globalmente.

-Publicidad-

Proyectos como CEmprende o el CVC de Ruta N parecen estar bastante acordes a las tendencias mundiales lideradas por las economías más sofisticadas, dentro de las cuales una de las que más resalta es el Emprendimiento Corporativo (EC) o Corporate Venturing con todas sus expresiones: intraemprendimiento, aceleradoras de startups, centros de innovación, innovación abierta, fondos corporativos de inversión (CVC), fábricas de startups, entre otros.

El EC es una tendencia clara dentro de las estrategias corporativas en las últimas décadas en las economías y ecosistemas de innovación más sofisticados del mundo que ha sido practicado como objeto de estudio académico en las facultades de gerencia y estrategia por más de 40 años.

Esta concepto empezó a tener expresiones muy importantes desde principios de los 90’s y la década de 2000 con el boom del .com, cuando en EE. UU. grandes empresas desplegaron sus fondos de Venture Capital Corporativo (CVC). Por ejemplo, AOL (antes America Online) invirtió en más de 40 compañías, en su mayoría startups, tales como Netscape o Techcrunch, entre 1993 y 2013. Otras organizaciones comenzaron a montar centros de innovación, como es el caso de XEROX Parc, y vieron nacer las primeras apuestas en proyectos serios de intraemprendimiento, que van desde el famoso Post-it de 3M hasta MessageGate, Inc. de Boeing.

En Colombia el historial (al menos el formalmente reconocido) del EC es mucho más reciente y se remonta al último quinquenio.

Hoy, en el país, vemos cómo todos los días el EC cobra protagonismo en las conversaciones y discusiones, tantos en las empresas grandes como en las entidades de fomento del ecosistema de innovación de orden nacional. Sin embargo, este es un fenómeno complejo, abstracto y muy amplio que apenas estamos aprendiendo a digerir y a “colombianizar” y que aún tiene mucho camino por recorrer tal y como se evidencia en el Ranking de Innovación Empresarial de la ANDI, en el que se observa claramente que solo el 23 % de las organizaciones colombianas participantes (que equivalen al 19 % del PIB Nacional) realizó alguna actividad de EC y solo el 6 % tuvo algún tipo de relacionamiento con emprendedores y startups del ecosistema.

Así las cosas, aunque el EC sigue siendo un desafío grande para el sector empresarial por su grado de novedad y complejidad de implementación en organizaciones maduras con culturas tradicionalistas y pesadas estructuras jerárquicas, gracias a los esfuerzos hechos por las entidades mencionadas y a los pocos casos de éxito que van apareciendo en el sector de las empresas más arriesgadas, los empresarios son más conscientes de la importancia y utilidad de esta estrategia para su crecimiento y sostenibilidad en el mercado.

Por ello, creo que vamos por buen camino y que el EC marcará la hoja de ruta de muchos procesos de innovación en las empresas más grandes del país en los próximos años.

Por: Juan Sebastián Castrillón
Cofundador de Estratek

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-