No regulemos precios o servicios; mejor exijamos competencia

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El jueves 2 de agosto Avianca suspendió temporalmente la venta de tiquetes en vuelos nacionales en Colombia debido a problemas en su operación. Esto ocurrió después de varios días seguidos en los que noté un aumento en las quejas hacia la aerolínea por medio de redes sociales y hasta la creación de cuentas privadas en Twitter donde se reportaban eventos negativos con la aerolínea.

Además de las reclamaciones por vuelos retrasados o cancelados, una queja recurrente es el precio alto de los pasajes a algunas rutas, por lo que en muchos casos estas quejas van acompañada de llamados a regular los precios.

Estos hechos se suman a lo que soportamos por el paro de pilotos de hace unos meses. En vez de hacer llamados a más regulación, considero que el mal servicio, ya sea por “imprevistos operacionales” o por precios muy altos, se puede corregir más rápido con mayor competencia. Entonces, la preocupación debe ser garantizar que haya suficiente competencia.

-Publicidad-

Sería muy fácil poder aprovechar la competencia si hubiera varias opciones disponibles. Pero, según la Aerocivil, la participación de Avianca en el mercado nacional fue 48,3% de los pasajeros – kilómetro transportados en Colombia. Para comparar, la aerolínea con mayor participación en el mercado en Estados Unidos alcanzó una cifra menor a 18,5%, similar a la que obtuvo Lufthansa en el mercado en Alemania. Esto parecería implicar que es más difícil encontrar alternativas para volar en Colombia que en otros países. ¿Cómo mejorar la situación?

Para empezar, es importante analizar por qué se llegó a la situación donde una aerolínea tiene casi el 50% del mercado. En el caso de Avianca esto no fue consecuencia de haber comprado competidores, como ha pasado en Estados Unidos donde solamente quedan cuatro aerolíneas grandes, después de haber casi el doble hace unos años.

Es verdad que Avianca y Taca formaron una aerolínea mucho más grande de lo que era antes, pero se podría argumentar que esto amplió la oferta de destinos debido a que la competencia directa de estas dos aerolíneas era relativamente baja. Algo similar se podría argumentar con la fusión entre Lan y Tam. De hecho, la alta participación de Avianca se da en un mercado que ha estado en constante crecimiento desde hace una década y en el que han entrado aerolíneas para atender diferentes nichos de mercado (Viva Air, Easyfly, etc).

Un argumento podría ser que una participación tan alta en el mercado es una muestra de poca competencia. Pero en ese caso se podría caer en el error de castigar a una empresa por ser exitosa, y eso genera incentivos perversos. Google es una de las empresas más grandes del mundo por prestar buenos servicios que han permitido mejorar la calidad de vida. No creo que se haya debido limitar su crecimiento. 

Otro argumento podría ser que hay muchas pocas aerolíneas en el mercado colombiano. Pero el número de empresas vendiendo un bien o prestando un servicio no necesariamente es un indicador válido. Por ejemplo, en Reino Unido hay pocos supermercados después de oleadas de fusiones y el servicio que prestan no es malo.

Mejor saquémosle jugo al mercado: si uno está inconforme con el servicio en el vuelo Bogotá-Cartagena, la próxima vez viaje en otra aerolínea. Y si el problema es que no hay otra aerolínea, entonces quejémonos ante las autoridades para que haya más opciones, no para que regulen los precios. Con eso los “imprevistos operacionales” en cualquier sector no amargan tanto y las empresas se van a disciplinar mejor.

Por: David Pérez Reyna
@DavidPerezReyna

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-