Summer is coming

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El inicio de un nuevo mes siempre trae mucha información económica que para los mercados internacionales y locales son de bastante interés. Si bien la llegada de junio ya traía sus propios condimentos desde meses atrás, mayo ha sido el mejor preludio y no por nada ese refrán que existe entre los financieros “sell in May and go away” (vender en mayo y marcharse) funcionó de nuevo muy bien.

Junio será un mes que resultará fundamental para lo que resta del 2019, principalmente porque viene cargado de principio a fin de eventos económicos que marcarán posiblemente un antes y un después en el desenlace que puedan tener los diferentes activos financieros a nivel mundial.

La primera semana del mes inicia con una nueva temporada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, (la cual comenzó un año atrás) y que para el primer episodio de esta nueva temporada arranca con la retaliación de China hacia Estados Unidos con la imposición de aranceles hacia una cantidad de USD 60.000 millones de dólares de importaciones americanas. Adicionalmente, durante la semana se conocerán índices de PMI del sector manufacturero, que medirán el estado actual de la economía mundial, la cual parece no ser apta para cardiacos y que según muchas previsiones de entes internacionales se encamina hacia una desaceleración global.

-Publicidad-

Para agregar a esta mezcla que se viene preparando, en los ojos de los inversionistas estarán la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo, las declaraciones que realizará el presidente de la FED, Jerome Powell –en momentos en que los mercados parecen pedirle a gritos una reducción en la tasa de interés de política monetaria (actual 2.25% – 2.50%)–, los resultados de la situación del mercado laboral en los Estados Unidos y la despedida de Theresa May como primer ministra británica, luego de casi tres años sin muchos logros en el tema del Brexit. Por último, y sin perder nada de protagonismo, desde el contexto local conoceremos el resultado de inflación en Colombia del mes de mayo, donde las previsiones esperan que exista un aumento de la inflación total de 3.25% (actual) a 3.31% (proyección).

La segunda semana del mes, la podremos llamar la semana del silencio, ya que es la antesala para las reuniones de política monetaria en Estados Unidos y Colombia, que muestran tener un papel fundamental para lo que resta de este 2019. A pesar de ello, será una semana que iniciará con la imposición de aranceles de Estados Unidos hacia México (ahora hay un nuevo integrante a la guerra), información de la inflación en Estados Unidos y el informe de la OPEP para conocer cómo van los recortes de producción hasta el mes de mayo. Los resultados del crecimiento de la industria y el comercio en Colombia, le terminarán de dar el suspenso necesario a una semana que parece ser intermedia.

Con esto dicho, parece que nadie quisiera estar en los zapatos de aquellos que hacemos parte de este mundo económico, pero como bien se ha dicho “al que no le gusta la sopa, le dan dos tazas”. La tercera semana arrancaría con el posible aumento de las tarifas impuestas de Estados Unidos hacia China (no olviden que la temporada aún no ha terminado), la decisión de política monetaria de la FED, sobre la cual el mercado demuestra en los activos estar pidiendo una reducción en la tasa de interés –aunque la probabilidad que se calcula entorno a este pedido apenas logra un 20% en la reunión de este mes–. Adicionalmente, la reunión del Banco de la República, donde se puede tomar una decisión sobre la tasa de interés de política actual (4.25%), parece ir a un nivel récord de 14 meses consecutivos de estabilidad.

Por último, la cuarta semana del sexto mes del año, que daría fin a un mes de bastante ajetreo en los mercados, nos trae dos reuniones fundamentales para darle el toque final: se tendrá la primera de dos reuniones oficiales de la OPEP en el año, en la cual discutirán los resultados actuales del acuerdo de recorte de producción alcanzado en 2018 y si sería suficiente continuar con ello; en segundo lugar, la reunión del G-20 en Japón, en la cual cabe la posibilidad de que se logre enfriar un poco la tensión comercial entre las dos primeras economías del mundo, aunque falta mucho tiempo para poder dilucidar el resultado final del mes que inicia.

Así que ha llegado el momento para prepararnos, ya que “Summer is coming”.

Por: Felipe Esteban Espitia
Analista macroeconómico
Alianza

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-