¿Y la economía, presidente?

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Empezó una nueva legislatura en el Congreso de la República, pero no necesariamente nuevas orientaciones en los proyectos. Sin embargo, las discusiones que se adelantarán en este segundo semestre de 2019 deberían interesar a todos, puesto que la agenda será predominantemente económica: Presupuesto General de la Nación, reforma pensional, reforma a las regalías y privatizaciones.

Iván Duque cumple un año como presidente de la República manteniendo falsas esperanzas a muchos incautos esperanzados con el repunte económico del país. Pero los resultados están bastante lejos de dichas expectativas. El país no va por buen camino.

Por el lado del crecimiento económico, el Gobierno espera una variación de 3,6 %, lejos de las proyecciones que hacen distintas entidades, las cuales han revisado varias veces las cifras, en su mayor parte a la baja o lejos de las estimadas. En promedio, no se espera que el crecimiento esté más allá del 3,2 %:

  • Banco de la República: 3 %
  • BBVA Research: entre 3 y 3,35 %
  • Fedesarrollo: 3,1 % (Encuesta de Opinión Financiera)
  • ANIF: 3,3 %
  • Corficolombiana: 3,2 %
  • Citigroup: 3,1 %
  • Deutsche Bank: 3,2 %
-Publicidad-

Aprobaron a pupitrazo otra reforma tributaria, mal llamada “Ley de Financiamiento” (Ley 1943 de 2018), con el pretexto de impulsar la economía, gracias a los cuantiosos beneficios otorgados por el Gobierno a las empresas (cerca de $ 10 billones), que entrarán en operación en 2020, pero que deberían haber mejorado las expectativas para 2019, algo que no está resultando.

Y no lo hace por cuestiones de lógica pura que están demostradas a nivel mundial. Las empresas no producen ni contratan más gente por una cuestión de impuestos, sino por las condiciones de demanda de sus productos.

Incluso, según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de la ANDI, para el mes de abril de 2019 se plantea que los dos principales problemas del sector industrial en Colombia son el tipo de cambio y la falta de demanda, dos variables ligadas con el manejo de la política macroeconómica del país.

Como resultado de esas malas decisiones, el país lleva diez meses consecutivos con aumentos en la tasa de desempleo. Para lo corrido de 2019, hasta mayo, esta tasa se ubica en 11,3 %; el país hoy cuenta con 265.000 personas desocupadas más y 144.000 ocupados menos, en comparación con el mismo periodo de 2018.

Esto se suma a que en cinco de los primeros seis meses del año, la confianza de los consumidores se ubica en terreno negativo, mostrando un panorama difícil para el mercado colombiano. Esto se asocia con el aumento en el déficit en la balanza comercial, que hasta mayo de 2019 llegaba a los USD 3.642 millones, 76,3 % más que lo registrado en el mismo periodo de 2018.

Esto demuestra la pérdida de capacidad productiva del país, en especial de los sectores agro e industria, producto de la falta de políticas públicas encaminadas al fortalecimiento de la producción nacional.

Hoy el país sigue sumergido en el vaivén de los precios internacionales de productos minero-energéticos como el petróleo, lo cual en el actual gobierno pareciera ser la única salvación de la economía nacional por cuenta de la dependencia, en la cual fue sumergida desde la década de 1990.

Por: Sneyder Rivera Sánchez
Economista de CEDETRABAJO

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-