El póker de la FED

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Que la Reserva Federal esté alineada con una contracción de su política monetaria no es ninguna sorpresa. Precisamente por eso es que el incremento de los tipos de interés llevándolos entre el 1,75% y el 2%, no tomó por sorpresa a los mercados.

Sin embargo, tras anunciar otro incremento de las tasas en este 2018, las declaraciones de Jerome Powell, presidente de la FED, acerca de la posibilidad de otros dos incrementos de sus tasas de interés antes de que termine este año, sí fue sorpresivo. Y es que en el arranque de 2018, se hablaba de solo tres aumentos, seguido de otros tres en 2019, por lo que el anuncio de acelerar la contracción monetaria tiene implicaciones globales.

En Colombia las declaraciones de Powell son un factor que genera presiones al alza para la tasa de cambio, toda vez que ahora las inversiones en dólares se vuelven más atractivas que en el pasado y los mercados empiezan a incorporar dentro de sus expectativas el incremento adicional durante este año.

-Publicidad-

Ahora bien, esto no quiere decir que automáticamente tendremos una devaluación del peso, también hay que tener en cuenta el comportamiento del petróleo, otro de los factores que tiene incidencia sobre la tasa de cambio. Dicho esto, las expectativas de una menor producción por parte de Irán y Venezuela, son variables que podrían presionar incrementos en el precio del crudo, generando, a su vez, un empuje hacia la revaluación del peso. Es decir, nuestra tasa de cambio se encuentra en un tira y afloje entre la sorpresa de las tasas y el vaivén del crudo.

No obstante, vale la pena tener en consideración la factibilidad de que los anuncios de Powell se conjuren. Por una parte, es cierto que la inflación en EE.UU. ha venido acelerándose, lo que da credibilidad a los anuncios y respaldaría la posición de apretar el paso al desestímulo monetario.

Por otro lado, con una economía en pleno empleo y una guerra comercial en diversos frentes, es posible que los nubarrones de una desaceleración de la economía norteamericana se estén tornando cada vez más oscuros, de manera que es posible que la FED, a finales de 2018, decida esperar al desarrollo de las señales de su economía antes de tomar decisiones sobre sus tasas, pues en un panorama de desaceleración, un dólar fuerte no parece ser una válvula de escape adecuada.

Así las cosas, la FED apuesta a que la recuperación del consumo, la inversión y el empleo se mantendrá sólida, impulsando la inflación, de manera que quiere dar un mensaje en la misma dirección. Sin embargo, todavía faltan cartas por descubrirse, sobre todo en materia comercial, que podrían echar al traste la estrategia anunciada por Powell.

De hecho, con el panorama tal como está, y apelando a la prudencia, es más factible creer en solo un incremento en el segundo semestre de 2018 y otro durante 2019. De ser así, en Colombia, la tasa de cambio seguirá por debajo de los $3.000 si nada extraordinario ocurre.

Juan José Escobar
Editor en jefe

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-