Más allá del papel y un saludo a la bandera

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Dice el dicho que escoba nueva barre bien –por lo menos eso es lo que se espera–, y es por esto que con cada cambio en la cabeza de cualquier organización, las expectativas de mejores resultados se incrementan. Tal es el caso del nuevo Gobierno Nacional, seis meses del relevo de inquilino en el Palacio de Nariño, la nueva administración se ha esforzado por proponer hojas de ruta en diferentes frentes para construir un país mejor.

Un ejemplo de esto es la llamada Misión Internacional de Sabios. Esta iniciativa, conformada por 43 expertos, académicos, científicos e investigadores, tiene como objetivo final trazar el camino que debería seguir el país en materia de innovación, ciencia y tecnología. Sin lugar a dudas, el aporte de estos sabios será invaluable, pues son estos líderes los que cuentan con la visión necesaria para indicar las fortalezas y áreas de mejora para el desarrollo en tales aspectos.

No obstante, envueltas en el entusiasmo que se genera con esta medida, emergen las experiencias pasadas que ponen un manto de incertidumbre sobre la ejecución de las propuestas que se deriven de dicha iniciativa. Y es que hace casi una generación, a mediados de la década de los 90, una misión similar tuvo su génesis.

-Publicidad-

En aquel entonces, los sabios convocados –entre los cuales estaba Gabriel García Márquez y Rodolfo Llinás– dejaron plasmado en su informe “Colombia: al filo de la oportunidad” todo lo necesario para que el país diera el salto en cuanto a educación, ciencia y tecnología. Sin embargo, luego de aplacados los bombos y platillos, terminadas las alocuciones presidenciales y presentaciones oficiales, no es claro si realmente se tomó nota de las recomendaciones a la hora de hacer políticas públicas.

Claro, no se pueden negar los avances que tuvo el país en las últimas décadas, solo por mencionar un par, está la cobertura en educación básica y media, que en la actualidad supera el 92%, y el PIB per cápita, que hoy supera los USD 7.000 anuales (en dólares constantes de 2010) y supera con creces a los USD 4.900 de hace 25 años.

Sin embargo, en otros frentes, los avances no han sido tan marcados, pese a las recomendaciones de los sabios. Uno de los casos más claros, tiene que ver con la inversión en ciencia y tecnología, que en ese entonces, llegaba al 0,3% del PIB. Según las recomendaciones de la misión, esa cifra debería, al menos, multiplicarse por seis en el siguiente cuarto de siglo; pese a esto, el avance solo fue de 0,4 puntos porcentuales en ese lapso.

Así, pues, no se pueden desperdiciar las recomendaciones de los líderes expertos de esta nueva Misión de Sabios. El llamado es a pasar del diagnóstico a la acción, del dicho al hecho, del papel a las obras y de las leyes a la inversión. Como bien lo dicen varios de los líderes consultados para esta edición, la ejecución es un elemento clave para el desarrollo. Dejemos de saludar a la bandera y pongámonos todos –no solo el Gobierno– a trabajar por el país.

Por: Juan José Escobar Jaramillo
Editor en jefe

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-