No hay receta ni molde

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Tradicionalmente, y tal vez influenciados por publicidad, películas, libros, conferencias, etc., la palabra líder está asociada a un conjunto de características muy particulares: extroversión, ambición, confianza, seguridad, relaciones sociales, resultados, poder, conflicto, riqueza, posgrados, entre muchos otros calificativos. Pero, en general, la imagen carismática y deslumbradora es la que sale a flote al momento de pensar en un líder.

Sin embargo, vale la pena recordar qué implica el liderazgo. Numerosos estudios, e incluso las mismas respuestas que nos proporcionaron los líderes destacados en esta edición, dejan ver cuáles son las habilidades indispensables para un liderazgo efectivo y que van más allá de la apariencia. Entre ellas se encuentra la comunicación clara, efectiva y asertiva, la capacidad de escuchar con atención tanto a los colaboradores de sus empresas, como a otros pares. Del mismo modo, la flexibilidad ante el cambio y la constante capacitación son otras de las habilidades necesarias para un líder.

Entonces, al hablar de este tema, hay que saber distinguir entre características y habilidades. Hace unos años, Susan Cain –abogada, consultora y escritora estadounidense– publicó un bestseller internacional: Quiet. En él exploró las diferencias entre algunos paradigmas y preconcepciones alrededor del liderazgo. Como era de esperarse, encontró una marcada tendencia de la sociedad a favorecer la imagen ultra carismática del líder.

-Publicidad-

No obstante, al analizar el liderazgo en culturas no occidentales (particularmente las asiáticas), encontró una realidad diametralmente opuesta frente a las características. En los orientales se encontró menos impulsividad, más análisis pausado y más disposición a escuchar que a hablar.

Aun así, sigue habiendo puntos en común con el estilo occidental –educación, confianza, búsqueda de resultados, curiosidad, etc.–. Es decir, cambia la forma pero no el fondo. La estructura fundamental del líder es independiente de sus características (aunque en algunos casos habilidades y características se retroalimentan y potencian). El mensaje, por supuesto, no es la crítica o alabanza de uno u otro tipo de líder, sino a salir de los modelos tradicionales, entender que, con respecto al liderazgo, los ingredientes son muchos y no hay recetas ni moldes.

Prueba de esta disrupción y de su necesidad, tiene que ver con el ascenso de la mujer a posiciones de poder y decisión, algo que hace unos siglos (incluso décadas) era tabú en un mundo machista –sin desconocer lo mucho que aún falta por recorrer en este frente–.

Dicho sea de paso, y para contribuir con ese cambio de mentalidad, en la última edición de La Nota Económica hemos querido destacar la labor de las mujeres en las posiciones de liderazgo. Con esto, queda más que demostrado que son las habilidades y no las características, lo que importa al momento de ser líder.

P.S.: Valga aclarar que la opinión expresada en los párrafos anteriores es totalmente independiente del hecho de que, en La Nota Económica, gran parte de la fuerza de trabajo y liderazgo está en manos femeninas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-