Zapatero a tus zapatos

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando se habla de servicios empresariales, transporte y logística se está haciendo referencia a sectores que, en Colombia, representaron más de $115 billones en 2018, una cifra cercana al 12 % del PIB. Ese valor engloba actividades profesionales, científicas y técnicas, así como servicios administrativos y de apoyo. Del mismo modo, se hace referencia al transporte de carga y pasajeros por diferentes medios, además de las actividades de correo y mensajería, y los servicios de apoyo conexos a ellas, como el almacenaje y las operaciones de manejo y logística.

La importancia de estos sectores radica en que son ellos los engranajes fundamentales para que la economía fluya de una manera más eficiente y expedita. Gracias a estas actividades, las empresas pueden concentrarse en lo que realmente son expertas y dejar las operaciones no vitales en manos de terceros que se especializan en ellas.

Los ejemplos abundan: servicios como la publicidad y el suministro de personal son apenas dos de las operaciones que más se pueden tercerizar. Esto favorece la eficiencia de la empresa que los contrata en la medida que puede liberar recursos –tiempo, dinero y personal– para destinarlo a las actividades que sí son productivas.

-Publicidad-

Así, no es necesario que una pyme cuente con un departamento de comunicaciones y publicidad, para eso puede contratar a una firma especializada en ello. Con seguridad, dicha firma no solo se encargará del aspecto operativo de lo atinente a lo publicitario, sino que, posiblemente, asesorará de la mejor manera a la empresa contratante, para que logre sus objetivos en esta materia.

Lo mismo ocurre con actividades como la consultoría empresarial. Gracias a ellas, las empresas que contratan sus servicios pueden mejorar sus procesos productivos y de estrategia –, haciéndolas más eficientes, productivas y rentables. Esto es una ganancia tanto en lo micro como en lo macro, pues si las empresas mejoran, el país también lo hace.

La extrapolación es evidente en el caso de la logística y el transporte. De poco sirve que una empresa manufacture productos si no puede llevarlos hasta sus clientes, que pueden ser, tanto compañías, como consumidores finales comunes y corrientes. Esto, en un mundo que se acostumbró a la inmediatez es fundamental para sobrevivir.

El caso más notorio es el del comercio electrónico. Las transacciones virtuales van en ascenso y los consumidores son cada vez más impacientes, incluso están dispuestos a pagar un recargo adicional por recibir sus pedidos dentro de las 24 horas posteriores a la compra virtual. De hecho, la tendencia es a que esa ventana de espera se empiece a cerrar –ya hay ofertas de envío de incluso tres horas–, lo que pone una presión adicional sobre los comerciantes. Por supuesto, coordinar estas operaciones no siempre es posible o rentable hacerlo in house, por lo que tercerizar esta actividad tiene mucho sentido.

En últimas, de lo que se trata toda la industria de los servicios es de llevar eficiencia a las demás actividades de la economía, así esto signifique asesorar campañas publicitarias, reestructurar estrategias organizacionales o encargarse de conseguir el personal adecuado para las empresas. Lo importante es que cada cual haga lo que mejor sabe hacer.

Por: Juan José Escobar Jaramillo
Editor en jefe

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-