Las ventajas competitivas de la responsabilidad social empresarial

0
Imagen: Freepik
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Aunque pueda parecer que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un tema actual, no lo es, ya que en 1953 Howard Bowen escribió el libro Social responsibilities of the businessman, en el cual la definió como “las obligaciones de los empresarios para impulsar políticas corporativas para tomar decisiones o para seguir líneas de acción que son deseables en términos de los objetivos y valores de la sociedad”.

Entonces, en la práctica, ¿qué significa la RSE? Significa que los empresarios deben cumplir con la responsabilidad de las decisiones que toman, desarrollando dentro de sus empresas cadenas de abastecimiento, no solo para el sector de marketing, sino para las áreas contables, financieras, legales, de recursos humanos, mercadeo y ventas, entre otras. Adicionalmente, deben incluir e implementar áreas encaminadas hacia la gestión responsable de la comunidad, el medio ambiente y las cadenas de valor. Es decir, lo que conocemos como RSE.

En tal sentido, las pequeñas y medianas empresas (PYMES) pueden llegar a pensar que la RSE solo es un tema para grandes corporaciones. No obstante, las empresas, sin importar su tamaño, deben considerarla como una herramienta para relacionarse con sus stakeholders a través de políticas con contenido ético y social. Esto no quiere decir que van a desperdiciar sus recursos en programas o aspectos que afecten sus utilidades o que se conviertan en filántropos que despilfarren los recursos. Por el contrario, la RSE debe ser vista desde una perspectiva estratégica, con la que todas estas acciones generen valor.

-Publicidad-

¿Existe alguna normativa que regule la RSE? A nivel internacional, se han suscrito las siguientes: (i) Pacto Mundial de las Naciones Unidas (Global Compact), que es un llamado a que las empresas implementen medidas para lograr los objetivos de la ONU; (ii) Norma SA 8000, es una certificación internacional para el mantenimiento y aplicación de prácticas aceptables en el puesto de trabajo; (iii) AA1000, por la cual se promueve la aplicación de estándares de aseguramiento de la sostenibilidad; (iv) ISO 26000, que es la guía de las organizaciones para implementar la RSE; y (v) Norma SGE 21, cuyo fin es fomentar la RSE en las empresas.

Adicionalmente, la Organización de las Naciones Unidas, a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su agenda 2030, impulsó un nuevo modelo de desarrollo en el que se integra aspectos económicos, sociales y medioambientales como: acción por el clima, trabajo decente, crecimiento económico, reducción de las desigualdades y acciones por el agua, entre otros. Es decir, los fines de la RSE se encuentran alineados con los ODS.

Por su parte, Colombia no ha adoptado ninguna normativa expresa sobre RSE. Su aplicación dentro de las empresas no es de carácter obligatorio. Sin embargo, en la actualidad los consumidores desean conocer si la empresa protege al medio ambiente y si respeta los derechos, lo que ha llevado a los empresarios a adoptar ciertas medidas de RSE.

De acuerdo con el BID , la aplicación de políticas de RSE produce beneficios a nivel externo, ayuda con la fidelización (creando confianza y credibilidad en los clientes), genera transparencia con proveedores, mejora la imagen y reputación de la empresa, crea oportunidades de nuevos negocios y mejora la relación con el entorno y con el gobierno. A nivel interno, genera mayor satisfacción de los trabajadores con la organización, retiene el talento, mejora la comunicación, ahorra recursos e insumos y contribuye a la cultura organizacional.

Todos estos beneficios van encaminados a que las empresas que aplican medidas de RSE tengan una ventaja competitiva frente a las que no las aplican en sus procesos o cadenas de valor, logrando con ello el acceso a nuevos mercados.

Ahora bien, ¿de qué forma las pymes pueden ejercer RSE? Con medidas en los siguientes frentes:

  • (i) Sociales, enfocadas en actividades de integración y beneficio para los empleados y sus familias, inserción en puestos de trabajo a ciudadanos con minusvalías físicas y promoción de actividades culturales y deportivas.
  • (ii) Medioambiental, implementando proyectos de eco-eficiencia para hacer un buen uso de los recursos como electricidad, agua, papel y plástico, entre otros, generando menores costos.
  • (iii) Económicos, a través de la elaboración e implementación de manuales de gobierno corporativo, ética y transparencia de la información.

En conclusión, para que las empresas sean más competitivas en el mercado deben considerar aplicar medidas de RSE, que en principio sean acciones pequeñas incrementadas conforme su crecimiento, haciendo parte de sus valores corporativos.

Por: Sofía Catherina Ekmeiro Alberti
Moncada Abogados

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-