Los desafíos del derecho en la industria del deporte

0
Imagen: Pixabay
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Miles de millones de dólares se gastan en patrocinios, publicidad e infraestructura. La televisión, las transmisiones online, el transporte, el turismo y generación de empleos (directos e indirectos) son algunos de los sectores adyacentes que se incentivan gracias a la industria deportiva.

Según estudios publicados por los medios de comunicación, la industria del deporte genera entre 550,000 y 630,000 millones de euros al año. A nivel global, el acceso a los eventos deportivos parece no tener techo. En los juegos olímpicos de Brasil 2016, se registraron 5,000 millones de televidentes. 3,000 millones en la Copa Mundial de Fútbol de Rusia 2018, 350 millones cada año para la final de la Champions League de la UEFA y 103.4 millones para cada Súper Bowl de la NFL. Esto es un claro ejemplo de las estratosféricas dimensiones que genera el deporte.

No se puede ignorar que distintas disciplinas y profesiones han permitido que esta industria crezca cada día más. Por ejemplo la medicina y la tecnología son apoyos cruciales para el deportista. La ingeniería, la administración de negocios, el derecho y la asesoría legal permiten la planeación estratégica de la empresa, la adecuada inversión, la mitigación de riesgos legales, la implementación de programas de compliance, las relaciones contractuales y la resolución de conflictos.

-Publicidad-

Las noticias legales asociadas a la industria del deporte son cotidianas. Varios deportistas se ven involucrados en problemas relacionados con los impuestos, escándalos por dopaje y actos de corrupción en organizaciones como la FIFA. También se generan debates en torno a las decisiones por parte de las autoridades, como en el caso de la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, que recientemente sancionó a la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) debido al sistema de dopaje institucional que existía en Rusia entre 2011 y 2015. Además, para el caso colombiano indicó que el sistema de control antidopaje no cumple con los requisitos técnicos y analíticos.

Así mismo, las decisiones del TAS (Tribunal Arbitral du Sport) han sido controversiales y cuestionadas por la jurisdicción ordinaria. Por ejemplo, el pronunciamiento del Tribunal de Apelaciones de Bélgica en el caso de RFC Seraing vs. la FIFA, en el cual se discutió sobre la arbitrariedad del TAS, ya que sus procedimientos no son voluntarios para los clubes o los deportistas, elemento esencial de la justicia arbitral. Además, su funcionamiento, en parte, depende de aportes económicos de la FIFA. En ese caso, se habilitó al Club RFC Seraing para acudir a los tribunales ordinarios. Esta discusión hizo que se considerara la creación de tribunales especiales para el fútbol, tal como se ve en el World Football Summit realizado en Madrid.

Estos eventos evidencian que estamos frente a un escenario que requiere la presencia no solo de profesionales (como el asesor legal), sino de la precavida de las organizaciones deportivas y del deportista para que en cada estrategia y actuación de su ejercicio profesional haya una mirada al contexto legal.

Pero la industria del deporte va más allá y crece por otras herramientas puestas a su servicio, que le permiten ampliar su campo de juego. La inteligencia artificial al servicio de los fans y de las ligas deportivas (como la LFP española) permite prever el comportamientos de los deportistas, las posibilidades de victorias o lesiones, entre otras. El uso de tecnologías que innoven sobre la indumentaria para el mejor desempeño de los deportistas permite que la propiedad intelectual actué protegiendo marcas y patentes.

De otro lado, está la industria del entretenimiento que se vincula a través de los conocidos “e-Sports”, que atraen a supuestos deportistas. Considerarlos como práctica deportiva es discutible si tenemos en cuenta que, por ejemplo, en Colombia no es reconocido como un deporte a pesar de que el Comité Olímpico Internacional (COI) lo cree una posibilidad.

Este es el panorama general en el que mueve la industria del deporte. Pasó de ser una actividad de entretenimiento y de mejoramiento de la salud a un universo económico, mediático y tecnológico en el que participan varios actores que fortalecen la industria cada vez más.

No obstante, desde el ámbito legal quedan muchos desafíos para brindar seguridad jurídica a sus protagonistas, delimitando las funciones y competencias de las autoridades y precisando los procedimientos y normas. De esta manera, se trata de equilibrar la posición de cada uno de los actores de este increíble y enérgico sector.

Por: Diego Javier Muñoz Lancheros
Abogado de Moncada Abogados

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-