¿Qué hacer frente al acoso laboral?

0
Imagen: Freepik
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En Colombia, el acoso laboral está definido en la Ley 1010 de 2006, la cual indica que esta es una conducta persistente y demostrable, ejercida sobre un empleado con el objetivo de intimidarlo, causarle perjuicios, generar desmotivación en el trabajo o, incluso, inducirlo a la renuncia del mismo.

El maltrato, la persecución, la discriminación, el entorpecimiento, la inequidad y la desprotección laboral son algunas de las causales tipificadas por esta ley.

Carlos Ignacio Delgado, Jefe de la Unidad de Derecho Laboral de Legis, explica que cuando un trabajador es consciente del acoso laboral, debe acudir en primera instancia al comité de convivencia de la compañía a la que pertenece y denunciar a la persona que está ejerciendo la conducta. Esto con el fin de buscar alternativas para una conciliación.

-Publicidad-

Si por algún caso esta acción no resulta efectiva y el trabajador sigue siendo víctima de acoso, debe acudir a una instancia judicial; es decir, tiene que hacer una denuncia ante un juzgado laboral que se encargará de llevar un proceso especial.

Cabe resaltar que la denuncia no puede ser hecha por terceros, sino por el mismo empleado víctima de acoso.

¿Y qué pasa con el trabajador después de hacer la denuncia? Delgado explica que tras este proceso, el empleado está protegido por determinado tiempo mediante un proceso que recibe el nombre de fuero de acoso laboral.

Sin embargo, aclara que este periodo depende de la validación posterior de la autoridad administrativa sobre si realmente la persona sufrió el acoso o no, de acuerdo con la Sentencia 17063-2017 de la Corte Suprema de Justicia. Por lo tanto, dice Delgado, es muy difícil que ese fuero sea una garantía para el trabajador en la práctica.

Y es que las estadísticas demuestran que pese a que es posible que haya un alto grado de inconformidad en los entornos de trabajo, son muy pocos los casos de acoso que se denuncian.

Al año se presentan solo entre 200 y 500 querellas por acoso laboral. De esas, solo figuran 127 denuncias hechas a través de la línea 155 en los últimos dos años.

“Mucha gente asegura haber sido maltratada en el trabajo pero pocos denuncian y siguen el trámite, en la mayoría de los casos por el desconocimiento de las normas. De otro lado, es muy desmotivante para el trabajador acosado que las sanciones sean tan frágiles y por esta razón, muchos prefieren guardar silencio y aguantar para conservar su trabajo por un tiempo más”, exalta Delgado.

Actualmente, la sanción para una organización que ejerce acoso sobre un empleado oscila entre los dos y diez salarios mínimos, lo que corresponde a $1.562.484 a $7.812.420 en promedio. También, la compañía podría estar obligada a pagar a las Empresas Prestadoras de Salud y las Aseguradoras de Riesgos Profesionales el 50% del costo del tratamiento de enfermedades profesionales, alteraciones de salud y demás secuelas originadas por esta causa.

Frente a la “debilidad” de la ley, Delgado advierte que hay grandes expectativas con la implementación del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), que las empresas colombianas deben ejecutar con plazo máximo hasta diciembre de 2018 y que incluirá el tema del acoso laboral.

Esta nueva normativa establece protecciones adicionales en salud y seguridad en la realización de actividades sobre los contratistas, estudiantes, trabajadores en misión y, en general, a todas las personas que presten servicios o ejecuten labores en las instalaciones, sedes o centros de trabajo de la empresa empleadora o contratante a cargo de quien se beneficie de sus servicios.

“Frente a la implementación de este SG-SST se espera que legalmente se puedan pedir perjuicios en una demanda ordinaria de acoso laboral si se demuestra que hay una afectación de salud mental enmarcada en el tema de los riesgos sicosociales”, concluye el experto de Legis.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.