La mujer que le dio vida al turismo en Chocó

    0
    Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

    Josefina Klinger, una mujer negra y soñadora, es una de las pioneras del turismo comunitario en el país y ha trabajado por más de 20 años por el progreso de Nuquí, Chocó. Combina su pasión por el bienestar de las comunidades con la formulación de estrategias para el desarrollo de destinos turísticos sostenibles. Ella sabe que el turismo bien direccionado es una herramienta eficaz para el desarrollo de su territorio, por eso, hoy lidera Mano Cambiada, una iniciativa que busca empoderar a su comunidad y promover la conservación de los recursos naturales.

    ¿En qué consiste Mano Cambiada? ¿Cómo surgió esta iniciativa?

    Mano Cambiada es un concepto ancestral que significa trueque de oficio. Nos pareció importante tomar el nombre para hacer visible un concepto y es que en el Pacífico la vida no estaba determinada por el dinero, sino por la solidaridad, ya que ante la ausencia de recursos económicos la gente intercambiaba productos tangibles por favores.
    Entonces, este concepto lo tomamos porque creemos que vale la pena que, así la gente haya alcanzado niveles económicos tan altos, siempre tenga conciencia de que en la vida hay más solidez y sostenibilidad cuando se combina el recurso económico con la solidaridad.

    -Publicidad-

    La corporación entonces nace para promover un modelo autogestionado de turismo comunitario, que responde a la necesidad de asumir el rol de anfitrión como actor local y que busca promover la apropiación y el uso responsable del territorio. Es así como cada día podemos encontrar en el ecoturismo una opción para hacer incentivar el potencial ambiental y la magia cultural.

    ¿Cuáles han sido los principales beneficios que este proyecto le ha traído a una comunidad como Nuquí?

    Uno de los beneficios más importantes es que hemos cambiado el paradigma de pobreza, escasez y victimización. En Mano Cambiada somos conscientes de que tenemos una responsabilidad muy grande con la generación de relevo, entonces trabajamos para mostrarles a los adultos, jóvenes y niños que recursos como el agua y la selva son una oportunidad y no una amenaza. Creemos que en 20 años la población de Nuquí tendrá que hablar otro lenguaje y otra narrativa.

    Los beneficios también los vemos reflejados en el cambio de imaginario y en el posicionamiento de nuestro territorio como un destino lleno de cultura, historia, emprendimiento y de una comunidad empoderada.

    En el Chocó somos más que pobreza, somos más que gente que está esperando que la asistan. Estamos logrando una visibilización importante en el mundo, sobre todo, en medio de un contexto en el que los turistas están cambiando su estilo de viaje.

    Por otra parte, hemos dinamizado la economía. Hoy Nuquí recibe más de 10.000 turistas, que generan ingresos de hasta $500 millones al año. Es un crecimiento importante si lo comparamos con los $20 millones que vendíamos inicialmente. Estamos generando empleo y mayores oportunidades para que la gente pueda hacer negocios.

    ¿Qué estrategias está liderando para fortalecer este modelo turístico?

    Aunque inicialmente nos enfrentamos a múltiples retos que nos impedían ser fuertes en la comercialización, como la falta de un punto de equilibrio, la competencia y la falta de un espíritu empresarial, nosotros entendimos que debíamos acercarnos a las redes sociales y a la tecnología. Fue así como desarrollamos Andando, una plataforma que les permite a los clientes armar sus planes en línea. Algo que para nosotros era impensable hace 10 años.
    Estamos ampliando nuestra iniciativa y haciendo alianzas importantes para fortalecer nuestra cadena de valor y ofrecer mejores experiencias.

    ¿Cómo logró integrar a la comunidad en esta iniciativa?

    Mi razón realmente ha sido la comunidad. Llevo 28 años en este tema y lo que siempre me mortificó es que yo vi un modelo con el que no me identificaba y que no cambiaba la realidad, entonces, empecé a hacer activismo y encontré en el turismo un muy buen canal para hacerlo, porque abarca el territorio en toda su dimensión.

    Entonces noté que había una amenaza latente y era que nos íbamos a quedar ofertando mano de obra por no estar preparados. En ese sentido, creamos esta estrategia para promover la generación de ingresos y el emprendimiento a partir de unidades familiares productivas.

    Estamos convencidos de que la forma de vincular a toda la comunidad está en fortalecer todo el ejercicio dentro de las familias. Las personas se involucran dependiendo de cómo viven. Para nosotros vibran más las unidades familiares y los procesos que hacemos con niños y jóvenes. También cobra valor la confianza que generamos con los clientes y con otros apoyos como el Viceministerio de Turismo, Parques Nacionales Naturales y otros actores que están en la misma zona.

    Así logramos crear un imaginario de seguridad y calidad, que termina beneficiando a toda la población. Aunque todavía hay gente que dice que el turismo no es opción, realmente ya llevamos más de un 60 % de comunidad comprometida con la actividad turística.

    Además de contribuir a la conservación ambiental, Mano Cambiada se convirtió en una alternativa de crecimiento económico en la región. ¿Qué factores permitieron consolidar este objetivo?

    Comprendimos que la autonomía solo es posible cuando generas tus propios ingresos, que no siempre están materializados en dinero, sino también en la solidaridad. Entonces, los elementos fundamentales están relacionados con entender que es mejor valorar más los recursos que la escasez.

    También sabíamos que no lo podíamos hacer solos y que debíamos hacerlo en equipo, renunciando al afán de capitalizarnos solos y de manera rápida.

    Este es un proceso que requiere paciencia y pasión, porque escogimos un área que estaba estigmatizado por la inseguridad y no teníamos capital semilla. Sin embargo, si no salíamos a gestionarlo para buscar inversiones nunca iba a ser exitoso. Entonces logramos convencer al Gobierno, por ejemplo.

    En ese sentido, desarrollamos una estrategia con un nicho de mercado segmentado. No le apuntamos a todo. No somos un destino para mochileros, sino para gente que tiene poder adquisitivo.

    Hoy podemos decir que el modelo es tan visible porque da resultado, porque tiene el elemento de calidad, de apropiación y de valor agregado con lo que mejor sabemos hacer nosotros y a partir de la cultura de sostenibilidad y que le puede servir de inspiración a otro.

    ¿Cuáles son los principales atractivos turísticos que ofrece la región?

    Nosotros poseemos un territorio privilegiado. Tenemos la selva en la cabeza y el agua en el corazón. Somos una región de 956 kilómetros cuadrados, de los cuales más de 40 kilómetros son de playas que cada seis horas se desnudan o se cubren al ritmo de la marea. Contamos con innumerables cascadas y pozos de aguas termales.

    Adicionalmente, tenemos más de 2500 hectáreas de manglares y un fenómeno migratorio desde junio hasta octubre y que es la llegada de ballenas, tortugas y aves. Somos un territorio habitado por comunidades negras indígenas y un puñado de mestizos. Somos un mosaico interesante ambiental y culturalmente, con múltiples ofertas gastronómicas y paisajes.

    ¿Qué consejos les daría a aquellas personas que ven en el turismo una oportunidad de emprendimiento?

    Mi mensaje es que tenemos hoy la gran oportunidad en Colombia de que los territorios que estuvimos sitiados por la guerra hoy realmente encontremos oportunidades en el turismo y en nuestros propios recursos. Esos recursos que hemos despreciado.

    Cada día crece más el número de viajeros que quieren vivir experiencias en territorios como los que tiene este país, entonces ahí hay una gran oportunidad. Una recomendación es que siempre recuerden que el crecimiento debe ser integral, que no es más rico el que acumula más sino ese que todos los días necesita menos para vivir.

    Sobre todo, es importante asociarse y cuidar la imagen que se quiere vender, porque no estamos mostrando un hotel, sino al país entero. Tenemos que dejar de llorar por lo que nos hace falta y valorar lo que tenemos para ponerlo en función y tocar a la humanidad.

    Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
    -Publicidad-