Reflexiones sobre el coronavirus y sus efectos económicos

0
Imagen: Freepik.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por: Mauricio Olivera, director general de Econometría Consultores

Las siguientes entregas constan de algunas reflexiones sobre los posibles efectos económicos y sociales que la pandemia puede tener en Colombia y en el mundo. Esto con el objetivo de darles a los empresarios alguna claridad sobre las posibles líneas de política económica.

Aunque la información de las políticas está cambiando casi cada minuto, la idea es ofrecer claridades más integrales y estructurales sobre cómo deberían el Gobierno y el sector privado actuar frente a la emergencia sanitaria.

-Publicidad-

1. Los efectos económicos son aún desconocidos, pero pueden ser gigantescos. China, que está entrando en fase de recuperación, da las primeras señales. El 90 % de las empresas en ese país ya está funcionando; sin embargo, los impactos económicos del coronavirus fueron enormes. El PIB industrial cayó 13,5% en enero y febrero, comparado con una proyección de -3 %; las ventas al detal presentaron una reducción del 20,5 % (no del 4 % como estaba pronosticado); la inversión en bienes de capital disminuyó un 24%, seis veces más de lo previsto; y se espera que el PIB caiga un 10 % entre el primer trimestre de 2019 y el del presente año.[1]

En Colombia aún no se cuenta con datos de producción, pero los efectos se han sentido a través de la devaluación, que rompió techos históricos, y del valor de las empresas que mide el índice COLCAP de la Bolsa de Valores. A esto se suma la caída que ha tenido el precio de petróleo a niveles por debajo de 30 dólares por barril, el retroceso de la Bolsa (46 %) y la devaluación del 21%. Las empresas han perdido cerca del 60 % de su valor en dólares.[2] 

2. Las políticas económicas deben diseñarse para dos fases.[3] La experiencia de China muestra dos fases, la de contención del virus y la de recuperación. La primera es económicamente un choque de oferta, es decir, un freno súbito a la producción. La segunda viene después de estar controlada la transmisión del virus. Ambas dependen principalmente de las políticas fiscal y monetaria, y el Estado debe actuar como el asegurador de última instancia. Para la primera etapa las políticas son principalmente de alivios, mientras que para la segunda fase son de expansión.

3. Las políticas fiscal y monetaria deben cubrirlos a todos. Mientras que la crisis financiera de 2008 se caracterizó por el “riesgo moral”, cuando el “mal” desempeño de algunas empresas, relacionado con las ventas de subprime, hizo que cayera la economía de los países desarrollados, y por esto generó una gran discusión sobre quiénes debían ser apoyados por la política pública, el caso del coronavirus es diferente. El riesgo moral no existe. El efecto de la crisis, especialmente el choque de demanda generado por la cuarentena, afecta a todos por igual; a las personas y a las empresas.

Los efectos son más fuertes en unos que en otros; por eso, es necesario diseñar políticas diferenciadas y tener en cuenta las restricciones presupuestales. Las personas más vulnerables, los trabajadores informales, las familias que se encuentran en la pobreza, las pequeñas y grandes empresas, el turismo, las aerolíneas, los restaurantes y todo el mundo, en general, se afecta.

El coronavirus impacta a todas las personas sin distinción, y de la misma manera es necesario apoyarlas. En Colombia ya se ven los primeros pasos, tanto del Gobierno usando parte de sus recursos para dar liquidez al sector financiero, como de la banca privada, ofreciendo facilidades a sus usuarios. Sin embargo, las señales deberían ser más claras y específicas.

 

[1] Ver https://www.economist.com/briefing/2020/03/19/governments-are-spending-big-to-keep-the-world-economy-from-getting-dangerously-sick
[2] Ver nota Revista Semana
[3] Ver https://www.larepublica.co/analisis/econometria-consultores-2889073/el-coronavirus-ataca-el-pulmon-de-la-economia-colombiana-2980700

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-