Maquiempanadas, un caso de éxito en el exterior

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

No hay un solo rincón de Colombia en el que la gente no consuma empanadas. Sin duda, este es uno de los platos más tradicionales del territorio nacional y de la mayoría de países de habla hispana. Aunque hay un sinnúmero de recetas en cada región, su forma siempre es la misma. Este es uno de los pocos alimentos que no tiene estrato, pues se consume de la misma manera en los sectores más populares y exclusivos de la sociedad.

Esa fue la razón que llevó a la administradora de empresas Emma Eugenia Mesa a crear, junto con su padre, Maquiempanadas, una exitosa empresa enfocada en la tecnificación de la producción de empanadas.

Se trata de una pyme que fabrica máquinas para elaborar, no solo empanadas, sino patacones, arepas, aborrajados y pasteles de yuca. Actualmente, cuenta con veinte referencias de aparatos tecnológicos que pueden hacer el proceso de producción completo o algunas fases específicas, como desmechar carne, moler maíz o pelar papas.

-Publicidad-

“Una persona a mano puede sacar 70 unidades de producto en una hora. Con nuestros equipos, el número puede llegar a 500”, explica Emma.

Emma Eugenia Mesa, fundadora de Maquiempanadas

Todo comenzó en 2010 en Manizales. En ese año, Emma se encontraba haciendo su tesis de maestría y vio que había una necesidad en la elaboración de las empanadas. La mayoría de fabricantes las hacían con las manos, por lo que había más riesgos de contaminación y menos productividad.

“Mi investigación tenía como objetivo identificar la comida típica de Colombia con mayor consumo y su elaboración. Esa era la empanada. En el país se consumen en promedio 12 millones de empanadas a diario. En ese entonces, el 95 % se elaboraba a mano”, explica Emma.

Fue así como le propuso a su padre, quien tenía un taller de metalmecánica, que hicieran un prototipo para armar empanadas. El proyecto fue presentado a la convocatoria del Fondo Emprender y, para fortuna de sus creadores, ganó $ 40 millones destinados a inversión. Así, Maquiempanadas dio sus primeros pasos.

Sin embargo, empezar no fue fácil debido a la resistencia de las personas hacia la tecnología como medio para optimizar los procesos de producción. “Cuando lanzamos la máquina, la gente no la compraba. De hecho, duramos un año sin vender”, dice su fundadora.

Esto llevó a la empresa a replantear su estrategia de mercadeo y enfocarse en otros clientes potenciales fuera de Colombia. De esta manera, el producto empezó a conquistar a los consumidores estadounidenses.

Hoy, el 60 % de las ventas de Maquiempanadas corresponde al mercado internacional. En total, son 22 países los compradores de sus productos, entre los que se destacan Estados Unidos, Ecuador, Panamá y Canadá.

La estrategia de comercialización en el mercado exterior ha estado enfocada en dar a conocer la gastronomía colombiana y llegar a las zonas donde hay más concentración de latinoamericanos. A través de contenidos digitales y showrooms, la empresa ha logrado cultivar su éxito mundial.

Esto ha llevado a Maquiempanadas no solo crecer económicamente, sino a ser reconocida a nivel nacional e internacional por su contribución a la innovación y el desarrollo tecnológico del país. Cuenta con dos patentes en Estados Unidos y cinco en Colombia, que la acreditan como la única empresa autorizada para hacer máquinas de empanadas.

En 2013 fue reconocida por INNOVA como la empresa más innovadora de Colombia. También ganó el Premio Nacional de Exportaciones de ANALDEX y ProColombia; el Premio a la Excelencia de Anif y el Banco Caja Social y el Premio Portafolio en la categoría de innovación.

“A través de los equipos hemos logrado transformar las vidas de nuestros clientes, porque muchos se enferman de las manos o los brazos por elaborar los productos manualmente. Además, han podido mejorar su productividad a través de la tecnología. (…) Crear empresa es un reto muy satisfactorio porque contribuyes al mejoramiento de un país al generar empleo, pagar impuestos y dejar el nombre de Colombia en alto ante el mundo”, destaca Emma, al referirse a las ventajas de emprender.

Desde que se creó, Maquiempanadas ha tenido una evolución considerable. Al año, vende USD 1 millón. En la actualidad cuenta con una planta de producción en Manizales y un punto de distribución en Miami.

Las proyecciones para esta empresa son grandes. Espera consolidar su mercado exterior y llegar a otros países con los que Colombia tiene tratados de libre comercio. Respecto al sector metalmecánico, Emma considera que tiene muchas posibilidades y está bien dimensionado, pero que necesita mejorar los estándares de calidad para responder a la demanda internacional.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-