El fin de un ciclo

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El año que terminó se caracterizó por una elevada volatilidad, en especial en los países emergentes importadores de petróleo con amplios déficits de cuenta corriente y fiscal (denominados déficits gemelos).

La fortaleza del crecimiento de EE. UU., que se asocia al recorte de impuestos para las empresas realizado por Donald Trump a finales de 2017; la expectativa de inflación por la guerra comercial con China; los elevados precios del petróleo generados por la sanción comercial a Irán y la crisis que afronta Venezuela, que le ha impedido extraer petróleo; son algunos de los factores que aceleraron la normalización de la política monetaria a nivel mundial liderada por EE. UU. y proseguida por el Banco Central de Canadá, el Banco Central de Inglaterra y el Banco Central Europeo.

Con el fin de incentivar el crecimiento económico, la liquidez que existe desde la crisis financiera de 2008 ha comenzado a reducirse y a elevar la aversión al riesgo, corrigiendo la distorsión de precios de los activos financieros a nivel mundial.

-Publicidad-

En el 2019 las cosas no serán muy diferentes. Nos encontrarnos cerca del fin de uno de los ciclos de crecimiento económico mundial, con diez años de duración, como lo sugiere el aplanamiento de la curva de rendimientos de los tesoros americanos. EE. UU. presentaría un deterioro del consumo interno debido al en

carecimiento del crédito, China continuaría enfrentando una contracción crediticia y Europa tendría que lidiar con la polarización política y la desaceleración económica sin ayuda de su banco central. En conjunto, esto anticipa un descenso en la demanda de crudo, lo que continuaría impulsando el alza del dólar mundialmente.

Por otra parte, Colombia, que hasta el momento sobresale gracias a los elevados precios del petróleo, perdería su blindaje y tendría que afrontar otro difícil periodo de devaluación al deteriorarse el déficit gemelo, el crecimiento y la inflación. Al igual que para Turquía, Argentina, Sudáfrica y la India, durante los próximos años nuestro principal riesgo será un choque externo que pondrá contra la pared a los gobiernos de derecha.

Así, este año será aún más retador. Se deben mantener portafolios de inversión altamente defensivos, preferiblemente concentrados en renta fija de corto plazo indexada a la inflación y tasas de interés, acciones de baja volatilidad y con exposición al dólar para disminuir la volatilidad y preservar las rentabilidades.

Por: Juan David Ballén Ramírez
Director Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa SCB Grupo Aval

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-