Ideas para disminuir la informalidad y fortalecer el sistema de seguridad social

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno para apoyar a la mayor cantidad de colombianos que lo han necesitado en esta coyuntura, el hecho de que una parte importante de los trabajadores sean informales (alrededor del 60 %) ha hecho que esa tarea sea más difícil. Además, los sectores considerados como los más vulnerables de ser afectados por la coyuntura, usando el criterio de que su actividad no se puede desempeñar por las restricciones de movilidad, son particularmente proclives a contar con una participación mayor de trabajadores. Esto, junto con el hecho de que el desempleo ya estaba alto antes de que empezaran los efectos negativos del coronavirus, hace imprescindible disminuir los costos de contratar empleados formales. Las soluciones que propongo en esta columna no son nuevas y todas van en la misma dirección: corregir políticas bienintencionadas, pero no tan bien implementadas, para que realmente los trabajadores tengan las protecciones que se buscan, pero que se puedan disminuir los costos de ser trabajador formal. Esto no solamente va a ayudar a que una recuperación económica beneficie a más personas, sino que permitirá mejorar el sistema de protección social.

Los impuestos a la nómina pueden causar que para una empresa sea muy difícil contratar un trabajador adicional. Por esta razón, reformas tributarias como la de 2012, que permitió disminuir los costos parafiscales para las empresas, están relacionadas con aumentos en la formalidad laboral. Algunos impuestos a la nómina permiten financiar protecciones laborales: cobertura de salud, pensiones y seguro de desempleo privado (que es la motivación original de las cesantías). Otros tienen el objetivo de permitir que más familias accedan a ciertos servicios (cajas de compensación). Otros no son necesariamente impuestos, pero causan un costo adicional para las empresas con la intención original de que repartan una parte de ganancias entre sus empleados (primas).

Pero se puede lograr por lo menos la misma cobertura en protecciones y al mismo tiempo abaratar contratar trabajadores: en vez de financiar esas protecciones laborales con impuestos por trabajador, se podrían financiar con impuestos a la renta, de manera que el financiamiento siga siendo progresivo. De hecho, se pueden mejorar las protecciones, teniendo en cuenta que hoy en día el Estado colombiano puede proveer mejores servicios que cuando fueron concebidas dichas protecciones. Por ejemplo, las cesantías son una idea de seguro de desempleo, provisto de manera privada. Pero es un seguro de desempleo donde los que más ganan, tienen mejor seguro (de hecho, las cesantías se pueden usar para más que para quedar cesante, y eso ha hecho que no se perciba como un seguro de desempleo sino como otro ahorro forzado). Se puede lograr un seguro de desempleo con mayor cobertura, donde los que más ganen subsidien una mayor parte. Las cajas de compensación son otro ejemplo de servicios que proveen empresas privadas porque el Estado no tenía capacidad de hacerlo. Pero se podrían usar los recursos que se destinan a financiarlas, para más bien financiar servicios públicos. Por ejemplo, en vez de pagar una contribución de 4 % del salario para que una empresa privada pueda proveer servicios de recreación, se podrían financiar mejores servicios de recreación para toda la población.

-Publicidad-

En vez de tener primas se podría hacer que una parte de la remuneración salarial sea en forma de acciones o equivalente de la empresa. De esta manera cada trabajador directamente participa de las utilidades de la empresa, que fue la motivación original para implementar las primas. Adicionalmente se lograría alinear incentivos entre los empleados y las directivas de una empresa: a todos les conviene que a la empresa le vaya bien, para que todos puedan ganar más.

Finalmente, se podría modificar el sistema pensional para que se logre que todo el mundo tenga una pensión de un monto mínimo, financiado por impuestos a la renta que sean progresivos y permitan subsidiar a las personas de menores ingresos. Eso garantizaría que todos los colombianos en edad de pensionarse tengan un ingreso. De ahí para arriba, que cada cual ahorre lo que pueda y quiera.

La coyuntura actual nos está forzando a repensar muchas políticas. Sigamos aprovechándola para bien y para implementar más cambios con el fin de poder tener un mejor sistema de seguridad social. Al evitar que se financien protecciones con impuestos a la nómina, se lograría disminuir los costos del empleo formal, y este aumentaría. Además, las protecciones laborales que se tienen por ser empleado formal no serían menores y hasta podrían aumentar.

Por: David Pérez-Reyna

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-