La jaqueca de la Fed

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Como se ha convertido en costumbre, todos los ojos continúan volcados hacia EE. UU. La profundización de la guerra comercial con China, el cambio de postura de la Fed y la nueva postulación de Donald Trump a la presidencia, han mantenido dinámicos los mercados.

Es así como la cumbre del G-20, que se llevará a cabo a finales de junio, ha ganado especial atención. La posibilidad de que Trump se reúna con su homólogo chino Xi Jinping, mantendrá en vilo hasta a la Reserva Federal, ya que de su desenlace dependerá, en gran medida, si se anticipa o no el ciclo de recortes de tasas de interés, es decir, si seguirán siendo data dependiente o no en medio de la solidez que evidencia sus datos macro.

Adicionalmente, el hecho de que Trump vuelva a postularse a la presidencia de EE. UU. hará que siga ejerciendo presión para disminuir las tasas de interés. 

-Publicidad-

Cabe resaltar que la popularidad de Trump se ha mantenido en su nivel más alto desde el inicio de su gobierno (45 %). Esto, junto con la guerra comercial, explica en parte la fortaleza del dólar a nivel mundial.

De esta forma esperamos que durante los próximos 30 días:

1. El dólar toque fondo. Estacionalmente junio suele ser el último mes bajista de la tasa de cambio por el fin de las monetizaciones del pago de impuestos de grandes contribuyentes. Destacamos que nos encontramos en niveles históricamente altos de posición propia de contado (USD 3.200 millones), lo cual sugiere que el alza del dólar ha sido a través de instrumentos derivados, y que toda esa misma caja explicaría el descenso que viene presentando la divisa.

Así mismo, el pago del 50 % del dividendo ordinario de Ecopetrol a la Nación (COP 3 billones) y la suspensión del programa de acumulación de reservas internacionales por parte del Banco de la República, contribuirían a que la tasa de cambio se mantenga entre los $ 3.200-3.260. El principal riesgo de nuestra proyección es un acuerdo comercial entre EE. UU. y China. Sin embargo, no creemos que pueda llevarla por debajo de los $3.160 debido al evidente deterioro de nuestra cuenta corriente (el cierre del primer trimestre se ubicó en -4.6 % del PIB).

2. Los TES entren en zona de venta. La fuerte valorización de los tesoros americanos y el sorpresivo anuncio de Moody’s y Fitch de mantener estable nuestra calificación crediticia, han favorecido a los TES en contra de las expectativas. Sin duda alguna, la amplia liquidez y la búsqueda de Yield continúa favoreciendo la deuda emergente. En contraste, consideramos que los fundamentales internos no son tan favorables. A pesar de que el crecimiento de la economía ha sido menor al esperado, no creemos que el Banco de la República vaya a disminuir las tasas de interés mientras se mantengan los riesgos devaluacionistas.

Adicionalmente, el cierre de la vía Bogotá – Villavicencio podría generar un incremento en los precios de los alimentos y el transporte en el centro del país.

Por otra parte, recordamos que este mes se anunciaría la salida de los TES 2020 de la canasta del índice GBI-EM GD de JPMorgan al comenzar a presentar un plazo menor a un año al vencimiento y que es posible que se anuncie la entrada de los TES del 2034 al superar un saldo emitido de USD 1.000 millones. De esta forma, esperamos que los TES 2024 se mantengan en la zona entre 5,20 % y 5,70 %. Respecto a los TES UVR, consideramos que continuarán presentando un buen desempeño, en especial los 2021 y 2023, teniendo en cuenta que los riesgos de inflación son al alza y las inflaciones implícitas se ubican debajo de las expectativas (3.00 % respecto a 3.42 %).

3. Rebalanceamos la deuda privada. Cambiamos nuestra recomendación del portafolio sugerido con una sobreponderación en Tasa Fija, seguido del IPC e IBR. Resaltamos nuevamente que en estos momentos los títulos en IBR hasta tres años son los que mayor rentabilidad al vencimiento ofrecen y que los títulos en tasa fija se han visto favorecidos en medio de un entorno de moderación en el discurso de los principales Bancos Centrales del mundo.

Los márgenes de los títulos en IPC han presentado un desempeño positivo en el último mes, soportado por sorpresas alcistas en la inflación de los últimos tres meses. En medio de este comportamiento, el tramo largo de la curva es el que más se ha visto favorecido. Si bien es cierto que en general la curva se ha valorizado, hay tramos que se encuentran rezagados frente a los demás nodos, tal es el caso de los IPC con vencimiento a 18 meses.

Los títulos en Tasa Fija se han mantenido relativamente estables, sin embargo, el comportamiento de los TES COP se encuentra rezagado. Por este motivo, analizando el spread histórico se evidencia que existe valor en el tramo corto de la curva, específicamente en los títulos con vencimiento a dos años. Los títulos en IBR entre dos y tres años se han desvalorizado durante la última semana por lo que su spread respecto a los TES COP se amplió levemente y se sigue ubicando por encima del promedio del último año. Al vencimiento, continúan siendo los más atractivos en plazos de hasta 1.5 y 3 años. En términos de causación, dada la valorización de los títulos en IPC, los títulos en tasa fija ofrecen un 18 % superior a sus comparables, teniendo en cuenta nuestras proyecciones económicas (IPC y Banrep 3.40 % y 4.25 % para 2019, respectivamente).

4. Las acciones toman un respiro. El mercado de renta variable colombiano ha presentado un respiro desde que la Reserva Federal abrió la puerta a una posible reducción en la tasa de referencia en Estados Unidos en 2019, donde la expectativa de mayor liquidez global generó un incremento en el apetito por riesgo, beneficiando a las acciones colombianas, las cuales se han valorizado 2.4 % en el mes de junio.

De acuerdo con la más reciente reunión de la FED, se podría generar una valorización adicional en el mercado global de renta variable. Teniendo en cuenta lo anterior, sugerimos invertir en acciones rezagadas con mayor potencial de valorización o especies con alta sensibilidad a escenarios de mayor apetito por riesgo. Teniendo en cuenta este escenario favorable para las acciones colombianas, recomendamos incluir en nuestro portafolio a Bancolombia, en la cual esperamos una recuperación gradual de sus resultados financieros en 2019, donde una mejora en los gastos de provisiones seguiría produciendo una recuperación del ROE. Decidimos eliminar a Celsia del portafolio, dado el costo de oportunidad frente a otras especies con mayor potencial de valorización y que muestren un movimiento táctico más rápido. Durante el fin de mes, tendremos el rebalanceo del índice Colcap.

Por: Juan David Ballén Ramírez
Director de Análisis y Estrategia
Casa de Bolsa SCB

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-