Transformación digital y de junta directiva

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Mucho se habla de la transformación digital, innovación, revolución digital y de la necesidad de adoptar las nuevas tecnologías en las empresas. De manera poco acertada, la tendencia es que desde los mandos directivos de las compañías, esa responsabilidad se le deje solo al CIO (Chief Information Officer), pues dentro de sus funciones está la de responder por todos los sistemas informáticos de la empresa, así como de los procesos que los involucren.

Desafortunadamente, esta es una medida muy poco estratégica si se quiere que la empresa entre de lleno a la revolución industrial 4.0 –por seguir mencionando términos de moda en materia de cambios tecnológicos–. El porqué de esto es simple: la transformación digital de la empresa debe ser una actividad transversal a todos los niveles de la compañía, si bien es recomendable dejar en manos del CIO la ejecución del proceso con el cual la empresa va a entrar en la revolución digital.

Según datos de Deloitte, el 34% de los CIO afirma estar jugando un papel estratégico en las organizaciones y apenas un 11% está liderando cambios en sus compañías. Al indagar el porqué de esta situación, se encontró una desconexión entre las directrices de la junta directiva, las cabezas de los departamentos TI y, por ende, el resto de la empresa.

-Publicidad-

Es decir, pese a que los CIO cuentan con las características necesarias (actitud de experimentación, tomadores de riesgo, tolerancia a la confrontación, etc.) para sacar adelante los procesos de transformación digital de las compañías, su voz no tiene eco en la instancia máxima de la empresa. Solo el 27% de estos directores afirma que la junta directiva sirve como promotora y abogada de las estrategias propuestas para la trasformación digital.

En este sentido, investigadores de Harvard han lanzado algunas sugerencias para que las compañías incluyan dentro de sus juntas directivas, perfiles que estén en línea con los cambios que se deben dar en la firma y sean un punto de apoyo para el CIO. Estos pueden ser: i) pensadores digitales, ejecutivos que entienden el ecosistema digital, pese a no ser nativos digitales; ii) disruptores, directores que han estado embebidos en aspectos digitales, aunque tienen menos experiencia gerencial; iii) líderes digitales, directivos con experiencia en negocios tradicionales pero que la naturaleza del negocio los obliga a estar en contacto con el mundo digital (como el caso del retail o medios de comunicación), que pueden tener más experiencia gerenciando cambios que haciendo uso de ellos; y iv) transformadores digitales, directivos que han liderado el proceso de transformación de un negocio tradicional, aunque generalmente no tiene la antigüedad y experiencia de un líder digital, tiene cierta “astucia en el tema”.

Dicho esto, lo ideal es que las juntas directivas equilibren la experiencia de aquellos miembros que saben manejar el negocio tradicional, con nuevos líderes, cuyas habilidades estén en sintonía con las estrategias que se necesitan para la disrupción. Con esto, se pueden tender puentes entre las directrices de la junta, los planes de los CIO, y el resto de la compañía. El cambio puede ser difícil para aquellos acostumbrados al statu quo, pero si no evolucionan, terminarán por ser arrollados por la transformación digital.

Por: Juan José Escobar Jaramillo
Editor en jefe

Este contenido fue publicado en la edición Universo TIC de La Nota Económica

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-