La educación a distancia en tiempos de pandemia

0
Imagen: Freepik.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por: Styven Boyacá Calderón
Director del Departamento de Derecho Procesal Moncada Abogados

La declaratoria de Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en todo el territorio nacional (mediante los Decretos 637 y 636 de 2020*), con la consecuente medida de aislamiento preventivo obligatorio, inicialmente de 30 días y luego extendida hasta el 31 de mayo, impacta en mayor y en menor medida a varios sectores sociales y económicos, encontrando entre los afectados graves al de la educación superior.

Las limitaciones en el desplazamiento y la confinación de las personas irrumpen en la modalidad presencial de educación, la cual es generalmente preferida por los estudiantes a la hora de escoger un programa educativo y la institución de educación superior – IES- que lo imparte.

-Publicidad-

La educación a distancia ha cobrado un papel relevante debido a la pandemia originada por el COVID-19, posicionándose como una clara alternativa frente a las restricciones de movilidad, por lo que las IES han optado, ante la fuerza de las circunstancias, por impartir sus programas a través del uso de las TIC; sin embargo, se debe tener presente que, normativamente, ello no implica que la modalidad presencial, de manera automática, haya mutado a la de distancia.

En efecto, mediante el Decreto 1280 de 2018 se reglamentó el sistema de aseguramiento a la calidad de la educación superior, y a partir del artículo 2.5.3.2.2.9.1 se establecieron los parámetros, las reglas y los requisitos que las IES deben acreditar para ofrecer un programa a distancia tradicional y virtual. De acuerdo con esta norma, la educación a distancia es una modalidad que trasciende los espacios físicos y se caracteriza por la separación en el tiempo y el espacio entre el docente y el estudiante, el uso de medios y recursos tecnológicos, la comunicación bidireccional -que puede incluir tutorías- y propende por que el estudiante sea el principal impulsor de su aprendizaje.

Para ofrecer un programa a distancia, el artículo 2.5.3.2.2.9.3 ibídem exige contar con un registro calificado, para lo cual debe cumplir con una serie de requisitos, entre los que se destacan: informar la manera en que se desarrollarán las actividades de formación académica; la utilización efectiva de mediaciones pedagógicas, didácticas y el uso de formas de interacción apropiadas; el soporte institucional para procesos académicos, administrativos y tecnológicos; el personal docente calificado específicamente para la modalidad; y las estrategias de evaluación y seguimiento de resultados de aprendizaje que sean pertinentes. Los programas a distancia deben tener, al momento de solicitar el registro calificado, el 25 % de los créditos virtuales completamente desarrollados, entre otros. Con ocasión del aislamiento obligatorio, el Ministerio de Educación, a través de las Directivas 4, 6 y 8, adoptó algunas medidas orientadas a la utilización de herramientas virtuales para garantizar la continuidad de los calendarios académicos definidos por cada IES en la modalidad presencial.

Dentro de las medidas se destaca la autorización para el uso de las TIC durante el período que dure la emergencia (12/03/20 – 30/05/20) sin que implique el cambio de modalidad del programa; no obstante, contempló que, una vez finalizado el período de emergencia, estas IES deben retornar a las actividades presenciales conforme se venía trabajando, y en caso continuar con el uso de las TIC deberán pedir autorización para modificar el registro calificado a modalidad a distancia.

De acuerdo con la OMS y la información proveniente de los países que están adelantando estudios para la vacuna, las medidas de aislamiento y distanciamiento continuarán, por lo menos, durante otros seis meses. Por esa razón, algunas IES han anunciado que seguirán con las clases virtuales para el siguiente semestre. Adicionalmente, la segunda mitad del año académico deberá empezar entre julio y agosto, y el trámite usual de un registro calificado puede tardar entre tres y seis meses.

En este sentido, si el Gobierno no extiende la emergencia sanitaria ¿las IES que ofrecen sus programas presenciales deberán solicitar el registro calificado para dictar sus programas a distancia? El proceso de aprobación del registro calificado exige la visita de pares académicos que deberán evaluar cada programa y los trámites administrativos, por lo que dos meses resultan insuficientes; situación que debe evaluar el Ministerio con el objetivo de no paralizar la educación superior. Adicionalmente, es necesario tener presente que muchos de los programas de educación superior presenciales no se dictan a distancia, por lo tanto, ¿alcanzará el tiempo para que las IES adecúen sus programas a los requerimientos técnicos y académicos del método virtual?, ¿los docentes estarán capacitados para dictar clases a distancia?, ¿el costo de un programa de pregrado o posgrado a distancia será igual que el de uno presencial?

La respuesta a estos interrogantes deberá darse dentro de las próximas semanas. La educación a distancia en tiempos de pandemia parece inevitable, con probabilidades de quedarse como un potente sector de la economía.

* A la fecha de redacción de este artículo, el Gobierno Nacional no había expedido los decretos que ampliaron el Estado de Emergencia y el confinamiento obligatorio.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-