Lecciones de resiliencia de emprendedores latinos

0
Imagen: cortesía.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Desde que el coronavirus empezó a mostrar sus consecuencias sanitarias y económicas, los emprendedores han tenido que afrontar grandes desafíos; sin embargo, han encontrado oportunidades en el camino. Así lo señalaron varios fundadores de startups durante el panel virtual «El emprendimiento como protagonista de una nueva era», organizado por EAE Business School con el objetivo de conocer sus experiencias.

Los emprendedores participantes fueron Alejandro Ruiz Lara, CEO & Founder de Checktobuild; Aitor Chinchetru, Founder & COO Fintonic; Jorge Correa, gerente general de EatCloud, Colombia; Rita Azucena Gutiérrez, fundadora de Disfruta, Perú, y Julián Melo, CEO y fundador de UBits. El panel estuvo moderado por Carmen Pumariño, Directora de Inversiones de EAE Invierte, la plataforma abierta de inversión de EAE Business School.

Uno de los casos expuestos fue el de EatCloud Colombia, que trabaja como puente entre los excedentes de alimentos (en perfecto estado) que no alcanzan a venderse o consumirse en múltiples canales y las instituciones o comunidades que los necesitan.

-Publicidad-

Al respecto, Jorge Correa, gerente general de este emprendimiento, destacó que “la crisis evidenció la fragilidad de nuestros países en muchos aspectos como salud y alimentación. Eso, precisamente nos abrió una oportunidad inmensa, porque desde hace años identificamos la crisis de sostenibilidad alimentaria y hemos estado trabajando en la industria de las TIC’s con un enfoque social para acortar brechas. En la crisis tuvimos que pasar de la preparación a la operación y eso es bastante complejo, porque precisamente esta situación avivó y puso en la agenda el problema del hambre. Una de cada ocho personas a nivel mundial se acuesta con hambre, en un planeta donde se desperdician casi 150 mil contenedores de transporte marítimo a su máxima capacidad al día”.

Correa informó que en los últimos meses pasaron de tener 27 puntos de donaciones de alimentos a 1.500, y de 40 instituciones sin ánimo de lucro beneficiadas a más de 2.000, lo que representó la movilización de casi a un millón de platos de comida.

Por su parte, Julián Melo, CEO y fundador de UBits, habló de la oportunidad que encontraron en la pandemia. Él explicó que los emprendimientos siempre están en la constante resolución de problemas que van surgiendo, pero especificó que hay una brecha muy grande relacionada con la educación en todas sus fases. En ese orden de ideas, la actualidad les abrió las puertas para ayudar a las personas, ya que al estar bastante tiempo en casa podían aprovechar mejor su tiempo libre tomando los cursos de la plataforma.

“La educación online seguirá siendo muy relevante al futuro, donde la clave para que sea más útil y recurrente es la personalización basada en tecnología. Nosotros usamos machine learning para poder recomendar contenido a las personas a partir de sus comportamientos previos de los cursos, según el área en la que trabajan de la empresa y del mismo país en el que se ubican, es algo similar a lo que hace Netflix cuando recomienda contenido. La gran oportunidad de disrupción es el entrenamiento personalizado, donde se acompañe al colaborador en todo momento, cuando lo necesite y bajo recomendaciones propicias”, explicó el CEO de UBits.

La pandemia también ha traído impactos económicos en todo el mundo, los cuales se verán reflejados por un tiempo indeterminado. Aitor Chinchetru es fundador y CEO de Fintonic y miembro del Consejo Asesor de Finanzas de EAE Business School, quien explicó que la aplicación nació, precisamente, durante una crisis con el objetivo de dar respuesta a la necesidad de las personas de gestionar mejor su dinero.

Chinchetru especificó que la misión de la app es darles a las personas información de calidad, transparente y sencilla, para que tomen decisiones acertadas en el manejo de su dinero. “En este caso la oportunidad está en la experiencia del cliente, que se logra de manera adecuada cuando puede gestionar su dinero en un contexto totalmente digital. Nosotros tenemos que ser capaces de construir una confianza con los usuarios a través de una relación virtual y sin sucursales físicas, llegando a un nivel alto de confianza que es bastante difícil de alcanzar, todo con la intención de asistirles en la gestión de su dinero, que es uno de sus mayores niveles de intimidad; entrar en el cuánto dinero tengo y cómo lo gasto de las personas”, señaló.

Otra de las participantes, Azucena Rodríguez, fundadora de Disfruta Perú y gerente general de Rita, explicó que la clave para mantenerse y seguir creciendo es la innovación. La emprendedora mencionó que digitalizaron -aún más- los negocios para evitar los contactos entre personas con el propósito de minimizar las probabilidades de contagio instalando pantallas táctiles en los puntos de venta. De esta manera, las personas eligen la fruta o hacen la compra desde la aplicación en su celular. Además, están despachando la fruta lista para ser preparada en casa.

Después de las oportunidades llegan los retos

Los emprendedores expusieron sus vivencias al respecto. Jorge Correa advirtió que al pasar de una etapa de planeación a operación de un momento a otro, llegaron desafíos importantes: “Materializamos un avance gigantesco de la noche a la mañana que podía desbordar el crecimiento planeado, ese fue el punto de inflexión que trajo los desafíos. A superar parte de ellos, llegamos a una operación que abarca 230 ciudades y municipios, pero tuvimos la robustez tecnológica y operativa con procesos estructurados que lo permitieron. Ahora, estamos conectando otros ecosistemas de sentido alimentario y social, donde ambos se benefician, pero hay que seguir evangelizando lo alimentario, donde tiene que conocer múltiples procesos internos que se evidencian en desperdicios de alimentos para dar un equilibrio”.

En otras palabras, el gran reto está asociado al manejo de un rápido crecimiento con la necesidad de establecer ajustes que aseguren un proceso estable para responder a cabalidad con la oportunidad que se abrió en la pandemia: la conexión de alimentos con comunidades para evitar su desperdicio.

Para Julián Melo, los desafíos comenzaron con la incertidumbre de las empresas al iniciar la pandemia, ya que eso hizo que la empresa tampoco tuviera claro cómo lo haría. “Lo que hicimos fue volver al origen y al propósito de UBits, nos reencontrarnos con nuestra misión que es democratizar la educación de los trabajadores para darles oportunidades de crecimiento laboral, cuando eso pasa al interior de una empresa crecen de manera conjunta colaboradores y organizaciones”, dijo.

De esa manera, la estrategia de UBits -con el fin de apoyar socialmente en la contingencia- fue dar apertura gratuita a su plataforma, alcanzando la suscripción de 500 compañías de habla hispana, las cuales dieron capacitación a todos sus empleados. Los resultados fueron positivos, ya que los líderes empresariales notaron los beneficios del entrenamiento corporativo y empezaron a contratar la plataforma de manera indefinida.

Para concluir, Chinchetru habló sobre su mayor reto: “Tuve la oportunidad de estar en uno de los programas de Standford el año pasado, donde escuché lo siguiente y es lo que creo: ‘los mayores negocios se descubren, no se inventan’. Entonces, el gran reto es construir una compañía que sea capaz de descubrir y que tenga la habilidad de pensar en un producto para ejecutarlo rápido, lanzarlo y aprender de lo que se hizo para seguir mejorando. Lo más difícil es construir la cultura y la forma de trabajar para que una organización se base en descubrir lo que el cliente quiere, lo cual es necesario porque en estos últimos tres meses los consumidores cambiaron sus hábitos y necesitamos redescubrirlos para lanzar productos alineados nuevamente”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-