¿Ofrecen los posgrados las habilidades que se requieren en la actualidad?

0
Imagen: Freepik
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los profesionales en el mundo se enfrentan a un mercado laboral cada vez más competitivo, en el cual las habilidades que han adquirido juegan un papel fundamental para el éxito de sus carreras. Muchos ven en los posgrados una opción para potenciar sus aptitudes.

El mercado laboral para los profesionales en el mundo es bastante competitivo, dados los requerimientos cada vez más amplios e interdisciplinarios que se exigen y la permanente evolución de los diversos campos del conocimiento. Esto hace que cursar estudios de posgrado se convierta, más que en una opción, casi en una obligación para mantenerse vigente.

Además, no hay que olvidar que contar con una mayor cantidad de posgraduados puede contribuir al desarrollo de un país, siempre y cuando estos adquieran las destrezas requeridas en la actualidad por las empresas. Datos del Ministerio de Educación Nacional muestran que en 2018 un total de 104.436 personas egresaron de programas de posgrados (76.482 de especializaciones, 27.151 de maestrías y 803 de doctorados) en Colombia.

-Publicidad-

Los datos dejan ver que los aspirantes a continuar con su formación académica una vez finalizado el pregrado, tienen amplias alternativas entre las cuales pueden elegir aquellas que se adapten a sus intereses y posibilidades. Sin embargo, es importante indagar si las opciones disponibles permiten adquirir las habilidades más demandadas en la actualidad para que la inversión realmente se vea retribuida en mayor facilidad de ubicarse laboralmente y de obtener mejores ingresos.

Habilidades duras y blandas

De acuerdo con un análisis elaborado por LinkedIn, los empleadores buscan que los candidatos a ocupar diversos cargos cuenten con una combinación de habilidades duras y blandas. Las primeras podrían definirse como talentos personales que ayudan, por ejemplo, a trabajar mejor en equipo o a resolver problemas de manera más eficaz. En esta categoría se encuentran la creatividad, la persuasión, la colaboración, la adaptabilidad y el manejo del tiempo.

Por su parte, las habilidades duras son los conocimientos técnicos que se adquieren normalmente a lo largo de la formación académica, y son las necesarias para poder desempeñar la labor específica para la cual se contrata a la persona. Entre estas sobresalen la computación en la nube, la inteligencia artificial, el razonamiento analítico, la gestión de personas y el diseño de experiencia de usuario.

Por otro lado, el informe Future of Jobs del World Economic Forum (WEF) expone que es probable que las habilidades “humanas” como la originalidad, la iniciativa y el pensamiento crítico aumenten de valor a medida que avanza la automatización de los procesos de todas las empresas gracias a la tecnología.

Esto lleva a que las universidades deban evaluar si actualmente los posgrados que tienen a disposición de los profesionales que quieren continuar su formación incluyen procesos que fomenten el desarrollo de estas destrezas, pues en caso de no ser así implicaría la necesidad de reformar sus programas académicos para darles un enfoque actualizado, el cual promueva el encuentro en un punto de equilibrio de lo que ofrecen los sistemas educativos y lo que demanda el mercado laboral.

En este sentido cobra importancia, por ejemplo, articular la formación posgradual con los esfuerzos del Gobierno Nacional por fomentar la economía naranja, sector que exige profesionales que hayan desarrollado muy bien sus habilidades blandas, como la capacidad creativa y de adaptación, para aportar con estas al desarrollo cultural, social y económico del país.

Además, en el campo de la consolidación de habilidades duras cobran relevancia iniciativas como la del ministerio de las TIC, que para este año ofreció a los profesionales formación gratuita en ciencia de datos, con el fin de impulsar el desarrollo de competencias y habilidades digitales, y ayudar así a potenciar la competitividad de las empresas, sus posibilidades de crecimiento en el mercado y lograr el posicionamiento de sus productos y servicios basados en datos. Estos son indicios claros de hacia dónde debe perfilarse el desarrollo de destrezas en los programas de posgrado.

Habilidades digitales

Otro factor importante es el de las habilidades digitales. De acuerdo con el WEF, estas tendrán una gran demanda en todo el planeta en los próximos años a medida que la adopción de la tecnología continúe impactando el crecimiento de los negocios. En este campo, Finlandia, Islandia y Suecia son los países que más se destacan en la consolidación de dichas destrezas.

La tecnología cambia los perfiles de muchos trabajos actuales y se requieren diferentes competencias. Se estima que más de la mitad de todos los empleados requerirá una importante renovación y capacitación en los próximos años.

Si bien es cierto que el capital humano calificado es un impulsor del progreso, muchos países hoy no alcanzan a cubrir la demanda de habilidades digitales, por lo que al momento de evaluar las opciones para cursar un posgrado cobra mucha relevancia si el programa cuenta con procesos encaminados al desarrollo de dichas destrezas, las cuales son casi obligatorias por estos días.

Así las cosas, se puede apreciar que independientemente del campo del saber en el cual se busque profundizar a través de un posgrado, es importante que las habilidades mencionadas sean parte de la oferta académica que se elija y también que se tenga en cuenta que ante las condiciones cambiantes es probable que la actualización constante de las habilidades sea una obligación para mantenerse vigente en el mercado.

Contenido publicado en la edición «POSGRADOS 2020-2021», de La Nota Educativa, una marca de La Nota Económica.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-