Radiografía del comercio electrónico en Colombia

0
Imagen: Freepick.
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por: Carla Juliana Sanabria Durán

Moncada Abogados

A causa del confinamiento preventivo obligatorio para prevenir la COVID-19, el Gobierno Nacional autorizó la libre circulación de personas que se desempeñan en algunos sectores específicos, por lo que los comercios, muchos de los cuales se encuentran fuera de las excepciones, se han visto obligados a buscar alternativas para dar continuidad a sus actividades, adoptar drásticas medidas laborales y en los peores casos, tomar la decisión de cerrar para siempre sus negocios.

-Publicidad-

Hoy en día, gracias a la facilidad de acceso a internet empresas de todos los fragmentos económicos, los comerciantes y especialmente, los emprendedores, han dado un salto hacía lo digital para la comercialización de productos o servicios. Las redes sociales, los programas de mensajería instantánea como WhatsApp, se consolidan como canales de comunicación con potenciales clientes y sirven como vitrina, pero ello no basta para que su actividad se considere propiamente de comercio electrónico, de manera que tenga vocación de permanencia en el tiempo, en la  postpandemia.

Aunque para muchos negocios esta alternativa es una novedad y un salvavidas en tiempos de crisis, el comercio electrónico o “e-commerce” debe imponerse ante la brecha que aún existe entre la normatividad y la tecnología. Recordemos que se trata de una actividad desarrollada de manera tímida en la legislación colombiana desde 1999 a través la Ley 527, basada en el modelo sobre comercio electrónico elaborada por la Comisión de las Naciones Unidad para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI), en donde, en síntesis, se fija el modelo para su desarrollo, se define y reglamenta el acceso y uso de los mensajes de datos, comercio electrónico, firmas digitales y entidades de certificación.

Si usted ya desarrolla su negocio a través de estas herramientas electrónicas o piensa incursionar y explorar esta alternativa, a continuación le presentamos algunos aspectos legales fundamentales que debe conocer, más allá de las pautas que se encuentran en la Ley 527 de 1999, que, se reitera, no es un régimen jurídico propio y autónomo del comercio electrónico, por lo que se debe acudir a otras normas relacionadas:

  1. El artículo 91 de la Ley 633 de 2000, establece que las páginas web (sitios de internet) con domicilio en Colombia, que operan en internet y que realizan una actividad económica de carácter comercial, financiera o de prestación de servicios, deben inscribirse en el Registro Mercantil y suministrar a la DIAN la información de transacciones económicas.

2. De conformidad con el artículo 615 del Estatuto Tributario, todas las personas o entidades que tengan la calidad de comerciantes, ejerzan profesiones liberales o presten servicios inherentes a éstas, deberán emitir factura, así mismo el artículo 511 del mismo estatuto, los responsables del IVA deberán entregar factura por todos las operaciones que realicen, igualmente el Gobierno Nacional expidió el Decreto 2242 de 2015 (compilado en el Decreto Único Reglamentario 1625 de 2016) donde reglamentó las condiciones de la factura electrónica con fines de masificación y control fiscal. En estos términos, los comercios electrónicos están obligados a emitir factura de sus transacciones, por lo que se recomienda revisar la Resolución DIAN No. 20 de marzo de 2019 para determinar si su negocio está obligado a facturar electrónicamente.

3. Se debe dar cumplimiento a la ley de hábeas data (Ley 1266 de 2008), que protege al titular de la información, cuando esta ha sido recogida en una base de datos personales, en especial la financiera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de terceros países, garantizando que la información que se suministra a los operadores de los bancos de datos o a los usuarios sea veraz, completa, exacta, actualizada y comprobable, conservada con las debidas medidas de seguridad.

4. El capítulo VI de la Ley 1480 de 2011, Estatuto del Consumidor, aplica para la protección de los consumidores de comercio electrónico, estableciendo entre otras figuras, el derecho al retracto y la reversión de los pagos.

5. Implementar y cumplir las disposiciones relativas al régimen general de protección de datos personales contemplado en la Ley 1581 de 2012.

El comercio electrónico presenta ventajas y desventajas, que es importante considerar antes de dar este importante paso:

Ventajas Aspectos en los que debe trabajar el sector
·         Ahorro de tiempo al realizar compras.

·         Agilidad y facilidad para encontrar bienes o servicios.

·         Posibilidad de comparar características y precios.

·         Costos de mantenimiento menores.

·         Presencia en el mercado 24/7.

·         Superación de límites geográficos.

·         Presencia global.

·         Pequeños inventarios.

·         Reducción de la intermediación.

 

·         Logística de entrega.

·         Devolución de los productos.

·         Atención al cliente.

·         Seguridad, prevención de fraude.

·         Servicio posventa.

·         Bajos niveles de bancarización

·         Desconocimiento de manejo de plataformas digitales.

·         Hábitos y preferencias del consumidor.

 

 

Tomada la decisión, es importante diseñar una estrategia comercial, donde se defina el mercado, competidores, presupuesto, diseño de sitio web. Para dar seguridad a las transacciones de sus clientes, se recomienda integrar una pasarela de pagos, las cuales brindan diversas alternativas, como tarjetas de crédito, débito, efectivo y pago contraentrega. En el mercado colombiano encontramos más de 30 opciones, algunas tiendas on-line no las requieren, por lo que se debe revisar el modelo que mejor se adapte a sus necesidades.

Entre el 2017 a la fecha, según el informe del portal Statista “Distribución del comercio electrónico en América Latina, por país”, Colombia ha subido un puesto pasando del 5º al 4º lugar, en función del porcentaje de comercio electrónico, aumentando en 3.83%, quedando con 8.23%.

Según informe de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y Mintic, el comercio electrónico ha sido clave para el abastecimiento de los hogares colombianos, a pesar de la caída de otros sectores como el turismo, aerolíneas, empresas B2B y transporte de pasajeros, a mayo de 2020, las categorías de educación, vehículos, servicios, hogar y retail, han presentado un importante crecimiento en comparación al año inmediatamente anterior.

Es evidente el cambio en el comportamiento de los consumidores, quienes por la situación que vivimos hemos tenido que modificar nuestros hábitos de consumo, lo que se traduce en una gran oportunidad para que los negocios den un paso hacia lo digital e incursionen en el comercio electrónico, no sin antes prepararse para hacerlo de manera correcta, ofrecer valor agregado a la cadena y una verdadera experiencia al consumidor.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
-Publicidad-