La Nota Económica

El ABC de la distribución de combustibles en Colombia

La Nota Económica

La Nota Económica

IMG_9505

Garantizar el abastecimiento de combustibles requiere un proceso logístico de gran complejidad y magnitud, que involucra a todos los agentes de la cadena de distribución en el país, iniciando por el importador / refinador, pasando por el trasportador y finalizando con la distribución mayorista y minorista. 

Garantizar la disponibilidad de combustibles líquidos en Colombia requiere de un proceso logístico de gran envergadura que involucra a todos los actores de la cadena, productor, refinador, trasportador y distribuidores mayoristas y minoristas, que trabajan a diario para movilizar a los colombianos. De acuerdo con cifras presentadas por la ACP, durante 2022 en Colombia se consumieron 345 mil barriles (KBD) diarios de combustibles líquidos, representando un crecimiento en su demanda del 14%, respecto a 2021.  

Bajo esta línea, el gremio proyecta un aumento del 2.5% en la demanda de estos productos para 2023 y que continúe creciendo anualmente con este ritmo durante la próxima década. De hecho, de los más de 18 millones de vehículos que conforman el parque automotor del país, solo alrededor de 9.000 unidades corresponden a tecnología 100% eléctrica, por lo que se debe seguir asegurando el abastecimiento de combustibles en el país para garantizar la seguridad energética de la nación y movilizar a los colombianos.  

Sin duda es un proceso logístico que requiere una articulación permanente por parte de todos los agentes de la cadena de valor, con etapas bien establecidas que permiten que el producto esté siempre disponible en las estaciones de servicio para el consumidor final. Dentro de las fases de este proceso se encuentran: 

Refinación y transporte: 

En Colombia existen dos refinerías operadas por Ecopetrol, una se encuentra ubicada en Cartagena y cuenta con una capacidad de carga de 150 mil barriles diarios (KBD) y la segunda en Barrancabermeja, con una capacidad de carga de 210 mil barriles diarios (KBD). Ambas producen gasolina, diésel y jet A1 (combustible de aviación) con las especificaciones de calidad exigidas por la normatividad nacional.  

En esta etapa del proceso se transforma el petróleo en combustibles líquidos y se pasa a la siguiente fase de la cadena que está relacionada con el transporte del producto hasta los centros de almacenamiento que puede realizase a través de dos vías: poliducto o carrotanques.  

Distribución mayorista: 

Las mayoristas son un actor protagonista de la cadena, pues son las encargadas de adquirir el combustible líquido por parte del refinador o del importador, recibirlo principalmente a través de la red de poliductos del país, almacenarlos en las terminales de abastecimiento, agregar los aditivos necesarios para aumentar la eficiencia de los combustibles, efectuar varias pruebas para asegurar el estricto cumplimiento con los requisitos de calidad y entonces distribuirlo a los minoristas, que tienen la función de comercializar el producto al consumidor final.  

“Desde nuestra llegada a Colombia en 2018, en Primax hemos enfocado nuestros esfuerzos en garantizar el abastecimiento de combustibles líquidos a lo largo y ancho del territorio nacional a través de nuestras terminales y red de estaciones de servicio. Como compañía mayorista, estamos comprometidos con movilizar a los colombianos a través de combustibles diferenciales que les permiten realizar sus labores diarias y, a su vez, contribuyen a reducir las emisiones contaminantes”, explicó Juan José Martínez, presidente de Primax Colombia 

Distribución minorista: 

El distribuidor minorista es el propietario de las estaciones de servicio y el eslabón final de la cadena, pues es el actor que comercializa los combustibles con los consumidores. El minorista se encarga de adquirir el producto en los centros de distribuidor de las mayoristas, transportarlos hasta su estación, almacenarlo y luego suministrarlo al cliente final a través de los surtidores. Son los encargados de la relación directa con los propietarios de millones de vehículos que visitan a diario a las más de 6.200 estaciones de servicio que se encuentra por toda Colombia.  

La importancia de los combustibles diferenciales. 

Desde 2021 Primax Colombia viene desarrollando gasolinas de última tecnología que contribuyen a reducir las emisiones contaminantes que genera el parque automotor y a mejorar el rendimiento y desempeño de los vehículos. Tanto su producto icónico Extra G-Prix, como su combustible corriente, cuentan con la acreditación internacional Top Tier ™, una certificación que se obtiene después de cumplir con uno de los programas más exigentes de la industria que, durante 15 años, viene avalando los altos estándares de calidad que deben contener las gasolinas para promover el óptimo desempeño de los vehículos y ayudar a limpiar los motores 

Los productos de Primax Colombia cuentan con una aditivación diferencial que ayuda a proteger las partes metálicas del motor y limpia los inyectores y las válvulas de admisión. Además, gracias a su contenido de hasta 98 octanos, Extra G-Prix ayuda a disminuir la pérdida de flujo de los inyectores, restaurando la potencia y la aceleración perdida en el motor y, en motores de inyección directa (GDI), ayuda a reducir los depósitos de combustible hasta en un 50%. 

De igual forma, tras pruebas realizadas por la Universidad Nacional de Colombia, en un motor 2.4 litros, con inyección electrónica multipunto, se evidenció que las gasolinas de la compañía minimizan hasta en un 20% las emisiones contaminantes, una alternativa de corto plazo y viable que permite acompañar la transición energética que vive el país mientras se masifican otras fuentes de energía, como la eléctrica.  

Por su parte, nuestra gasolina corriente se encuentra con una aditivación mayor a los requerimientos de ley, brindando mayores beneficios que las gasolinas corrientes del mercado” como son un motor más limpio, una conducción eficiente y la reducción de costosas revisiones de mantenimiento. 

“La calidad de nuestros combustibles ha sido comprobada en múltiples ocasiones. Nuestras gasolinas han sido evaluadas y avaladas por instituciones educativas de alta calidad, como el Laboratorio Afton Chemical de Richmond, Virginia, y la Universidad de Nacional de Colombia. A la fecha se han realizado numerosas pruebas, tanto a nuestra gasolina corriente como nuestra Extra G-Prix, y los resultados demostraron que nuestros combustibles son más amigables con el planeta y que sus beneficios para los vehículos las posicionan como unas de las más competitivas del mercado colombiano” concluyó Martínez. 

La Nota Económica

La Nota Económica

50% de los colombianos tiene una experiencia satisfactoria con las apps de bancos

banca
El más reciente estudio de la empresa tecnológica Movizzon, entre enero de 2023 a febrero 2024, reflejó que Colombia ha...

Pasaporte europeo, mediante ascendencia judía

3544
Desde 2015, Portugal permite que los descendientes sefardíes puedan solicitar la nacionalidad del país, siempre y cuando demuestren que tienen...

MINMINER inaugura nueva planta de hornos tipo solera

Hornos
Con una inversión de 24 mil millones de pesos, MINIMINER, empresa líder en la producción de coque y carbón metalúrgico,...

Datos y pacientes saludables, clínicas rentables

tecnologia
La Transformación Digital enfocada en el almacenamiento, transformación y gestión de los datos, en los últimos años ha penetrado los...

Más productos
La Nota

La Nota educativa

La Nota Empresarial

Eventos La Nota

Contacto

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus.
Teléfonos:
E-mail: