La Nota Económica

La geopolítica de la IA, implicaciones en los mercados de inversión

Picture of La Nota Económica

La Nota Económica

Categoría: Noticias
technology-3435575_1280

Los gestores de cartera Richard Clode y Guy Barnard de Janus Henderson analizan cómo los factores geopolíticos tienen un impacto significativo en la tecnología y el sector inmobiliario, dos sectores que desempeñan un papel fundamental en la habilitación de la IA.

Los factores geopolíticos son un motor y un riesgo cada vez más importantes para los mercados.  Como ya hemos analizado anteriormente, es importante que los inversores naveguen activamente en esta nueva era de desglobalización, conflictos políticos y militares, cambio climático y atención a la seguridad nacional. En nuestro primer post sobre el tema, analizamos cómo las empresas tecnológicas e inmobiliarias se están uniendo para posibilitar y beneficiarse de la demanda de inteligencia artificial (IA). En este artículo analizamos cómo la geopolítica, uno de nuestros tres macroimpulsores clave, está influyendo en los sectores tecnológico e inmobiliario y en las empresas que hacen posible la IA.

La visión tecnológica (Richard)

El poder blando de la IA y su imbricación con la geopolítica queda patente en la reciente inversión de 1.500 millones de dólares de Microsoft en G42, la empresa dedicada a la IA. Con sede en los Emiratos Árabes Unidos, G42 funcionará en la plataforma en la nube Azure de Microsoft y utilizará sus chips.1 El acuerdo supuso un debate más amplio con el gobierno de EE.UU. sobre el acceso continuo a las GPU de nVIDIA en relación con el lugar donde tenían su sede sus clientes.

Otro ejemplo son los intentos de EE.UU. de controlar el algoritmo de IA de TikTok, con el potencial de influir en el electorado estadounidense, lo que llevó a la aprobación de legislación para obligar a los inversores estadounidenses en TikTok a desinvertir, y sugirió la creación de una entidad de propiedad estadounidense

Guerras de chips: reshoring y nearshoring

En 2024, más de la mitad de la población mundial acudirá a las urnas, incluido Estados Unidos. Pero no esperamos que el entrelazamiento de la IA y la geopolítica se disuelva independientemente de quién gane las elecciones presidenciales estadounidenses. El acceso a las últimas GPU de nVIDIA es clave en la nueva carrera armamentística de la IA, y esto se traduce tanto en restricciones a la exportación como en la creación de resistencia estratégica en la cadena de suministro de estos chips.

Con el objetivo de reducir el riesgo y revertir décadas de concentración de la fabricación de semiconductores en Taiwán y Corea del Sur, lejos de EE.UU., Europa y Japón, los contribuyentes de todo el mundo están financiando indirectamente decenas de miles de millones de dólares en subvenciones, y permitiendo exenciones fiscales y condiciones de préstamo favorables para animar a los fabricantes de semiconductores de vanguardia a construir instalaciones de fabricación (fabs) a nivel local. Las actuales restricciones a la exportación a determinados países de las últimas GPU de nVIDIA y de las herramientas EUV (litografía ultravioleta extrema utilizada para imprimir patrones de chips) de ASML tienen importantes implicaciones en la actualidad, pero su impacto no hará sino crecer con el paso del tiempo, a medida que la Ley de Moore vaya creando un abismo mayor en términos de capacidades de IA. Queda por ver si estas restricciones son absolutas o resultarán ser relativas y avanzarán con el tiempo. También queda por ver hasta qué punto están dispuestos los países a aceptar este statu quo y la creciente deficiencia de la IA.

Ciberamenazas crecientes

La geopolítica no sólo se desarrolla en el mundo físico, sino también en el digital, con crecientes amenazas cibernéticas que sólo pueden hacerse más potentes en un mundo de IA. La capacidad de la IA generativa para crear falsificaciones a gran escala y a bajo coste permite a los delincuentes cibernéticos realizar ataques más sofisticados con un mayor arsenal de vectores de amenaza para acceder a sistemas y redes informáticos. La aseguradora UnitedHealth informó recientemente del primer pirateo de miles de millones de dólares, que provocó un enorme robo de datos sanitarios privados de estadounidenses. El informe sobre ciberdelincuencia de Ventures Cybersecurity señaló que en 2025 la ciberdelincuencia podría costar 10,5 billones de dólares, frente a los 3 billones de 2014. Mientras tanto, según el informe Perspectivas de Seguridad Global 2023 del Foro Económico Mundial, el 74% de las organizaciones encuestadas creían que la inestabilidad geopolítica mundial influía en su estrategia cibernética. El reciente estallido de guerras terrestres ha ido acompañado de una importante escalada de la guerra cibernética. Para combatir esta creciente amenaza impulsada por la inestabilidad geopolítica, así como por la IA, tanto las empresas como los países están teniendo que mejorar sus capacidades de defensa adoptando tecnologías de IA.

El punto de vista de la propiedad (Guy)

Los centros de datos solían ser grandes salas que albergaban ordenadores centrales. Hoy en día se han convertido en instalaciones sofisticadas, que requieren equipos de gestión especializados encargados de mantener la seguridad de los servidores, los datos y el suministro eléctrico, al tiempo que operan en espacios con temperaturas y niveles de humedad óptimos y constantes, así como un tiempo de actividad garantizado del 100%.

Como columna vertebral de la economía digital, los centros de datos permiten la transformación digital, la computación en la nube, los macrodatos y las tecnologías de IA, como la IA generativa. La creciente demanda de servicios digitales y conectividad por parte de consumidores, empresas y administraciones públicas es un importante impulso para este tipo de propiedad.

Afrontar los retos de la sostenibilidad

Sin embargo, los centros de datos están hambrientos de energía; consumen constantemente una enorme cantidad de recursos, desde la energía para hacerlos funcionar hasta la energía o el agua para refrigerar los equipos, muy sensibles a la temperatura. Según la Agencia Internacional de la Energía, en 2026 los centros de datos podrían consumir en todo el mundo más de 1.000 teravatios-hora de electricidad, más del doble que en 2022, lo que equivale aproximadamente al consumo total de electricidad de Japón . Singapur, Fráncfort y Ámsterdam han sufrido escasez de electricidad y restricciones a la construcción de nuevos centros de datos. En la actualidad, casi el 20% del consumo eléctrico de Irlanda se destina a centros de datos. Se prevé que esta cifra aumente hasta el 32% en 20263.

Por ejemplo, debido a la actual moratoria de Singapur sobre los centros de datos, sus vecinos Malasia e Indonesia se están beneficiando a medida que la construcción de nuevos centros de datos se traslada a estas ubicaciones alternativas. Los posibles riesgos geopolíticos de estas acciones son evidentes, dada la importancia y la necesidad de energía.

Otra cuestión a tener en cuenta es la propia fuente de energía. Actualmente existen muchas fuentes, pero la mayoría producen grandes cantidades de CO2. La falta de energías renovables y de capacidad de la red plantea retos a los operadores de centros de datos. Con el tiempo, se verán obligados a descarbonizar y proporcionar fuentes de energía alternativas. En última instancia, para convertirse en «centros de datos verdes», las empresas tendrán que utilizar fuentes de energía como el hidrógeno, la energía solar, la eólica y la nuclear. Aquí hay buenas noticias, ya que los costes de generación eólica y solar han bajado casi un 70% y un 90% respectivamente desde 2010 y son ahora la forma más barata de generación de energía para más del 80% de la demanda energética mundial4.

Sin embargo, además de la inmensa potencia necesaria para el funcionamiento de los centros de datos, la refrigeración es un aspecto igualmente importante, sobre todo teniendo en cuenta que la IA requiere más potencia para hacer funcionar superchips como los de nVIDIA. Los centros de datos requieren una mayor capacidad de refrigeración, y es probable que la refrigeración líquida se convierta en la norma en el futuro. El acceso al agua tampoco está garantizado. Alrededor de una quinta parte de los centros de datos están ubicados en regiones con escasez de agua, ya que suelen tener mejor acceso a la energía eólica y solar.

Según el Banco Mundial, Oriente Medio es la región con mayores pérdidas económicas previstas por la escasez de agua relacionada con el clima. Dado el crecimiento previsto de la IA, esto supone una presión adicional sobre unos recursos ya de por sí escasos y está configurando retos geopolíticos e influyendo en la dinámica del poder regional.

Con cada nuevo cambio sísmico en la tecnología hay ganadores y perdedores, oportunidades y amenazas.  De hecho, aunque los elevados rendimientos actuales del desarrollo de centros de datos atraerán más capital al espacio y darán lugar a una mayor oferta en el futuro, los obstáculos actuales al desarrollo son considerables. Entre ellos, los cuellos de botella en la transmisión de energía, el equipamiento de los centros de datos y la mano de obra, así como la creciente prevalencia de la zonificación contraria a los centros de datos en mercados clave. Todo esto significa que es probable que el negocio de los centros de datos siga siendo favorable a los arrendadores durante varios años más, y abierto sólo a quienes tengan acceso al capital y la experiencia para ejecutarlo según las normas exigentes requeridas.

Picture of La Nota Económica

La Nota Económica

Nearshoring puede impulsar las exportaciones de la región

Tocancipa
A medida que la dinámica del comercio internacional experimenta profundos cambios influidos por la evolución de los patrones de oferta...

Acolgen responde a denuncia de Air-e

WhatsApp
Frente a las denuncias instauradas ante la Superintendencia de Industria y Comercio por parte de Air-e en contra de las...

Soluciones logísticas e integrales: pilar de la sostenibilidad en el sector minero

venti
Según la Asociación Colombiana de Minería, el carbón es el segundo producto de exportación de Colombia después del petróleo, y...

Más productos
La Nota

La Nota educativa

La Nota Empresarial

Eventos La Nota

Contacto

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus.
Teléfonos:
E-mail: